Biología

Inicio Inmunología, Patología, Virus Porqué los diabéticos tienen que protegerse más contra la COVID19

Porqué los diabéticos tienen que protegerse más contra la COVID19

Publicado por Ramón Contreras

Desde que se detectó el virus Sars-CoVir2 causante de la pandemia que está asolando el mundo desde principios del año 2020 se ha avanzado mucho en el conocimiento de cómo infecta o cómo detenerlo. Además, gracias al estudio de los pacientes infectados se ha podido observar que las personas del grupo sanguíneo A, los hombres o la edad influían en la prevalencia y la gravedad con que la enfermedad anidaba en el cuerpo. Ya desde etapas muy tempranas del estudio de la infección vírica se previno que había grupos con ciertos riesgos asociados. ¿Cómo se podía explicar esto antes de realizar las pruebas u observar el desarrollo dela enfermedad en algunos pacientes?

Los diabéticos, familiarizados con las agujas, esperan la vacuna para estar tranquilos

La respuesta es muy fácil. La ciencia ya ha observado y comprobado que determinados grupos de personas son más vulnerables ante las infecciones víricas. Las personas mayores es uno de estos grupos de riesgo y tal vez el más fácil de entender porqué. Sin embargo, también se alertó especialmente a la población con enfermedades cardíacas y con diabetes aunque todavía no se había reportado casos en estos grupos.

Los diabéticos tienen problemas en regular la concentración de glucosa en la sangre. Si no se controla adecuadamente los altos niveles de azúcar en sangre son un medio excelente para la proliferación de los virus. No concretamente del Sars-CoV2 sino de cualquiera de ellos. La población diabética vive constantemente bajo la amenaza de que un virus cualquiera, podría ser una gripe, les afecte de forma desproporcionada. Tal vez este sea uno de los efectos secundarios menos comentados de ser diabético, pero regular los niveles de glucosa no solo protege a los órganos sino que ayuda a prevenir las infecciones.

Por otra parte, si una persona con esta dolencia es infectada -porque puede infectarse como cualquiera aunque controle correctamente sus niveles de glucosa- controlar la infección será más complicado. La infección de un virus causa alteraciones en los requerimientos de energía -glucosa- del cuerpo. En estado hospitalario el control de la glucosa deberá ser mucho más riguroso para evitar las fluctuaciones . Las personas con diabetes tienen menos capacidad de recuperación y suelen arrastrar la enfermedad durante más tiempo, lo que les causa una mayor probabilidad de que la enfermedad vírica se agrave.

Respecto al tipo de diabetes parece que todas tienen los mismos riesgos de contraer y de prolongar la enfermedad. Independientemente de si es diabetes mellitus tipo 1 o tipo 2. Lo importante es que la glucosa esté bien controlada y por supuesto que haya las menos complicaciones crónicas posibles. En este aspecto los que mejores probabilidades tienen de sobreponerse a la COVID19 -o a cualquier otra infección vírica- son por supuesto los más jóvenes, porque tienen una mayor capacidad de respuesta. En el otro extremo tenemos a los diabéticos de más edad y a aquellos que tienen complicaciones crónicas, cosas que muchas veces van de la mano.

En resumen, los diabéticos tienen que cuidarse especialmente para no contraer la COVID19 porque no existen tratamientos eficientes a día de hoy, pero tienen que cuidarse como han hecho hasta ahora para no coger otras infecciones víricas. Aunque claro, de otros muchos virus si se les podría ayudar. En cualquier caso, es importante que los diabéticos -especialmente ellos- y sus contactos mantengan las medidas de protección al máximo para evitar contagiarse.

Categorías: Inmunología, Patología, Virus