Biología

Inicio Biología Molecular La puerta de entrada del Coronavirus COVID-19 a las células humanas, la proteína ACE2

La puerta de entrada del Coronavirus COVID-19 a las células humanas, la proteína ACE2

Publicado por Ramón Contreras

A medida que se conocen más datos sobre el coronavirus, su forma de transmitirse, su tasa de letalidad y otros datos que inquietan a la comunidad científica la sociedad moderna está mejor preparada para enfrentar el reto de su extensión. A pesar de que a día de hoy (5 de Marzo del 2020) países como China o Italia haya cancelado gran parte de sus actividades internacionales y que la histeria se haya extendido por otros países como EE.UU. La verdad es que la respuesta frente a este nuevo patógeno ha sido bastante rápida. También hay que admitir que su letalidad está siendo un tema de debate por los número tan diversos que salen en cada país. Puedes leer más sobre el coronavirus de Wuhan, SARS-CoV-2 causante de la COVID-19, en otros artículos que le hemos ido dedicando en Laguia2000 aquí, aquí y aquí.

En una reciente publicación en la revista de alto impacto científico Science investigadores del país asiático han expuesto cual es la vía de entrada del virus. Los virus en general infectan las células de su hospedador para poder usar su maquinaria replicativa de ADN y generar más copias de sí mismos. Saber el mecanismo exacto que tiene cada virus para interactuar con las moléculas de la membrana celular humana (o de otro animal) no solo ayuda a conocer mejor el virus, sino que es una información tremendamente valiosa a la hora de realizar anticuerpos sintéticos para defender el organismo. Estas medidas de defensa que el ser humano puede aportar artificialmente en forma de vacuna permiten que los propios anticuerpos del cuerpo reconozcan después de la vacuna al virus invasor y lo detengan antes de que sea capaz de interaccionar con las células humanas, impidiendo así su reproducción dentro de la célula y por lo tanto parando la infección y permitiendo la eliminación del virus por las defensas propias del cuerpo.

Los virus, así como todas las sustancias del cuerpo que necesitan una entrada facilitada en la célula hacen uso de interacciones con proteínas de membrana que les permiten la entrada. El virus de COVID-19 utiliza la proteína ACE2 para interaccionar con la membrana plasmática celular e introducirse en la célula. Esta proteína es un enzima conversor de angiostensina (ACE del inglés Angiotensin Converting Enzyme). Esta proteína realiza su función y se halla de forma predominante en el tejido cardíaco, aunque también se encuentra en los pulmones, el hígado o los riñones. Esta exopeptidasa transforma las hormonas angiotensina I y II en diferentes compuestos peptídicos, cuya función es fundamental para la correcta regulación de la presión sanguínea. El uso de esta proteína por el coronavirus del COVID-19 no ha sido una sorpresa, el SARS, otro coronavirus surgido en China que creó una problemática similar también entra en las células humanas a través de esta proteína.

Ahora y gracias a este trabajo se conoce la estructura exacta de la proteína humana receptora, sumado a los trabajos realizados por un equipo estadounidense que analizó la estructura de la proteína vírica que interaccionaba con ACE2 tenemos una radiografía extremadamente detallada de como es la interacción y podemos crear nuevos métodos de detección y de defensa que se desarrollarán en los próximos meses con total seguridad.

Categorías: Biología Molecular