Biología

Inicio Genética Del ADN al ARN: Transcripción, un vistazo para sumerguirse en el tema

Del ADN al ARN: Transcripción, un vistazo para sumerguirse en el tema

Publicado por Ramón Contreras

El ADN es el material genético de los seres vivos. Esto quiere decir que toda la información para sintetizar las proteínas necesarias para todos los procesos de un individuo está codificada en el ADN de cada célula que lo compone. El ADN (Ácido DesoxirriboNucleico) forma cadenas fosfatadas de doble hebra. Sin embargo no es el ADN el encargado de sintetizar moléculas o de obtener energía o de formar las estructuras del cuerpo de los seres vivos. De esas labores se encargan los enzimas.

El ARNm es complementario a la hebra de ADN de la que se forma.

El ARNm es complementario a la hebra de ADN de la que se forma.

Pero, ¿de dónde vienen entonces los enzimas y otras proteínas estructurales de las células? El sistema de formación de proteínas en los seres vivos es siempre el mismo. El ADN de todos los seres vivos codifica secuencias de aminoácidos que se ensamblarán formando las proteínas.

Empecemos por el principio. El ADN es un “idioma” de 4 letras, adenina (A) tirosina (T), citosina (C) y guanina (G). Digamos que el ADN es como los libros en una biblioteca, la forma de almacenamiento de la información. Cuando se quiere o necesita una proteína concreta, las señales intracelulares activan la transcripción de la región del ADN que contiene las proteínas pertinentes. En ese momento el ADN se transcribe a ARN. para identificar el principio de un gen, el ADN que se traducirá, existen las cajas TATA.

El ARN siguiendo con el símil sería como tomar notas copiando lo que pone el libro. El ARN sería un “idioma” muy parecido al ADN, salvo que no existe la T sino que en su lugar emplea el Uracilo (U). El proceso de transcripción es llevado a cabo por una familia de enzimas, las ARN polimerasas. Dependiendo del ARN que haya que sintetizar se empleará una polimerasa u otra. Al igual que en cualquier proceso de copia es posible que se introduzcan errores. Cuando el ADN se copia para dar lugar a otra cadena de ADN existe la posibilidad de corregir errores, pero en la transcripción la polimerasa no tiene esta actividad, llamada nucleasa. En concreto la transcripción tiene una tasa de error de 1 base cada 1000.

El ARN que dará lugar a proteínas se denomina ARN mensajero (ARNm). En los eucariotas el ARNm viaja fuera del núcleo (donde está el ADN) hasta el retículo endoplasmático rugoso (RER) en el citoplasma (donde está la maquinaria de síntesis de proteínas). Durante el trayecto el ARN puede sufrir un editado. El editado o editing es exclusivo de eucariotas y en él, entre otras actividades, se eliminan los intrones. Puedes leer más del proceso en los artículos que le dedicamos a los exones, las secuencias que se traducirán a proteínas, los intrones, las secuencias que no se traducirán y finalmente en nuestro artículo sobre splicing o barajado de exones, gracias al cual con un solo ARNm podemos obtener diferentes proteínas dependiendo de cómo “se lea” el ARN.

Llegados a este punto puedes haberte preguntado cómo se crearon las primeras proteínas para poder copiar el ADN. Pues bien, el proceso evolutivo no está del todo claro, aunque sí se conocen moléculas de ARN capaces de catalizar copias de sí misma sin la necesidad de una polimerasa, amplia el tema en nuestro artículo de exones e intrones.

Puedes leer como continúa el proceso de formación de proteínas en nuestro artículo: Del ARN a las proteínas, aquí .

Categorías: Genética

3 comentarios para “Del ADN al ARN: Transcripción, un vistazo para sumerguirse en el tema”