Biología

Inicio Zoología Animales hermafrodítas

Animales hermafrodítas

Publicado por Ramón Contreras

El hermafroditismo es una forma de reproducción sexual en el que el mismo individuo contiene ambos sexos. En plantas las especies que cuentan con los dos tipos sexuales en el mismo individuo se denominan monoicas. Este tipo de anatomía reproductiva es corriente en grupos de animales invertebrados, aunque en vertebrados no se da. Las tenias, lombrices, caracoles, los percebes y, en general, la mayoría de los moluscos y corales. De estas especies hemos hablado en laguia2000.com y puedes otras generalidades sobre ellos en sus enlaces.

Existen diferentes formas de hermafroditismo en la naturaleza. El más sencillo de explicar sería el hermafroditismo simultáneo. En él, el mismo individuo cuenta con los órganos reproductores maduros de ambos sexos y puede autofecundarse. Este sería el caso de la tenia, un parásito obligado del tracto digestivo, que ha adoptado este tipo de reproducción sexual debido a la imposibilidad de encontrarse con otros individuos de su misma especie dentro del tracto digestivo de los animales que parasita, tanto es así que también se le llama solitaria. Aunque un único individuo puede dar lugar a nuevos individuos, sigue siendo reproducción sexual, pues se siguen desarrollando óvulos y espermatozoides mediante meiosis y recombinación homologa de los cromosomas antes de generar los gametos. Otras especies, como los corales o muchos moluscos, también cuentan con este tipo de hermafroditismo. Sin embargo, es debido a su inmovilidad que cuentan con un tipo de reproducción especial. Los individuos sueltan al medio oceánico los óvulos, de forma sincronizada por señales ambientales, con otros individuos de su misma especie que se encuentren cerca. A continuación liberaran los gametos masculinos que se mezclaran con la nube de óvulos que han lanzado al agua. En este caso, es posible que los espermatozoides de un individuo fertilicen los óvulos del mismo, aunque también pueden fecundar los óvulos de otros individuos que se encuentren cerca.

Otras especies de invertebrados presentan ambos sexos completamente desarrollados en el mismo individuo al mismo tiempo. Sin embargo, existen imposibilidades anatómicas para evitar la autofecundación. De esta manera cuando se encuentran dos individuos de la especia cada uno es capaz de fecundar al otro y ambos generarán una nueva generación de individuos, este es el caso de los caracoles de tierra por ejemplo.

Hasta ahora hemos hablado de especies hermafroditas que cuentan con los dos sexos completamente desarrollados en el mismo individuo al mismo tiempo. No obstante, existen especies en las que el hermafroditismo es secuencial. Dentro de este grupo podemos encontrar las especies en las que los individuos adultos pueden alternar de sexo dependiendo de las necesidades de la especie en ese hábitat, o aquellas que durante su juventud tienen los órganos de un sexo desarrollados y cuando alcanzan cierta edad cambian de sexo. De esta manera, nunca tienen ambos sexos al mismo tiempo y por lo tanto no pueden fecundarse a sí mismos. Este es el caso de alguna especie contada de anfibios, que pueden cambiar de sexo, o de algunos peces (como las cabrillas y los róbalos) que primero son de un sexo y después del otro.

Categorías: Zoología