Biología

Inicio Evolución, Genética Por qué los lobos negros sobreviven más a las enfermedades

Por qué los lobos negros sobreviven más a las enfermedades

Publicado por Ramón Contreras

Que el entorno define a las especies es algo que sabemos desde que se enunció la teoría de Darwin. Aunque la mayoría de las veces los ejemplos de ello los encontramos a lo largo del tiempo, es posible observar como algunos componentes concretos del entorno causan una deriva genética concreta en una especie. Uno de los casos más comentados y que ya hemos tratado aquí es el de la polilla (Biston betularia) que debido al aumento de la contaminación inglesa se hizo negra. Pero hay otros casos, incluso en humanos, como la anemia falciforme, que ayuda a sobrevivir a la malaria y por eso persiste en la población a pesar de ser perniciosa para la salud.

Los lobos negros están presentes en las poblaciones salvajes

Ahora, investigadores americanos han encontrado un nuevo caso de una relación directa entre el ambiente y una característica genética de los lobos. Concretamente, cómo el virus del moquillo canino ha hecho que aumente la cantidad de lobos de pelaje negro en estado salvaje. El artículo de Sarah Cubaynes et al. “Distemper outbreaks select for mate choice and coat color in wolves” publicado este 2022 en la prestigiosa revista Science ha demostrado que los lobos con pelaje negro tienen mayores probabilidades de sobrevivir al virus.

Este virus pertenece a la familia de otros virus importantes para el ser humano como los causantes del sarampión y la bronquiolitis. En perros y lobos causa problemas en el aparato respiratorio, gastrointestinal y puede llegar a causar problemas neurológicos, que muchas veces duran de por vida en el individuo. El virus puede acabar con camadas enteras, cebándose en los cachorros, pero también puede afectar a individuos adultos, aunque su tasa de superveniencia es mayor. A este respecto se ha visto que hay una relación directa entre el color del pelaje y las probabilidades de sobrevivir a la enfermedad. Los lobos de pelaje gris son más susceptibles al virus y los negros son capaces de reponerse a la enfermedad, que no les afecta de forma tan aguda.

El motivo por el que tienen mayor probabilidad de sobrevivir no se sabe. Se barajan varias hipótesis, como que el gen esté relacionado con el sistema inmune u otro componente de la defensa contra el virus, o que el gen se encuentre cercano en el genoma del lobo a genes relacionados con la defensa y que el alelo del pelo negro esté relacionado con versiones mejores del sistema inmune y que se transmitan juntos a la descendencia. En cualquier caso, también se ha visto que el pelaje negro tiene inconvenientes. Las hembras de este color se reproducen menos y su capacidad de afrontar el estrés y la agresividad son diferentes a los de pelaje gris. Esto hace que evolutivamente su eficiencia biológica sea menor. Sin embargo, su mayor resistencia a uno de los principales virus (y en general los lobos negros son más grandes y sanos) hace que sigan existiendo.

Este es otro ejemplo claro de que una característica que evolutivamente está en desventaja, las lobas de pelo negro se reproducen menos, siga presente en la población porque da una ventaja frente a algún problema, el virus del moquillo.