Biología

Inicio Evolución, Genética Selección natural: el caso de Biston betularia

Selección natural: el caso de Biston betularia

Publicado por Ramón Contreras

Un tema de confusión frecuente es la diferencia entre evolución y selección natural: la evolución es cambio a través del tiempo, la selección natural es una de las fuerzas motoras de la evolución, puede ser una de las razones por las que pasa la evolución. Pero, muy importante, no es la única fuerza que puede causar un cambio evolutivo. Otras de las fuerzas evolutivas son la mutación o la migración, ambas pueden variar la constitución genética de una población.

En la foto podemos ver la ventaja de cada coloración dependiendo del color del tronco.

En la foto podemos ver la ventaja de cada coloración dependiendo del color del tronco.

Para aclarar esto veamos un ejemplo clásico de evolución por selección natural: La polilla moteada (Biston betularia).

En Inglaterra esta especie estaba descrita largamente. Los ingleses son famosos en el mundo de la zoología por su rigurosidad y afán por coleccionar y hacer listas de tipos de animales, no solo de insectos sino también de aves, catalogando cada año las que llegan a sus costas. Nuestras polillas, que emplearemos como ejemplo se veía siempre en las colecciones de insectos hasta 1848 con un aspecto gris claro, que gracias a su mimetismo (camuflaje) se confundía fácilmente en los bosques de troncos grises y líquenes muertos de la región dándoles cierta protección contra sus depredadores, aves y pequeños mamíferos. Pero en las colecciones en ocasiones, muy raras, se veían individuos gris oscuro, que por su coloración sobrevivían poco al posarse sobre los troncos claros.

A partir de 1848 y hasta 1895 la frecuencia con que se encontraban las polillas grises claro disminuyó hasta tan solo el 2% de la población en zonas cercanas a ciudades y en su lugar se encontraban cada vez más polillas de color gris oscuro. Lo que pasó es que sobre el 1848 llegó la revolución industrial a Inglaterra y el carbón empezó a usarse como fuente primaria de energía en las fábricas que llenaron rápidamente todo el país.

La revolución industrial cambió su hábitat, el hollín del carbón se impuso en todas partes y los troncos empezaron a tener un color más oscuro. De hecho todo era más oscuro debido al “smog”, una palabra inglesa que viene a decir una mezcla entre humo y niebla. En ese momento las polillas grises claro no tuvieron muchas posibilidades de sobrevivir, eran formas claras sobre troncos oscuros y fueron una presa fácil para las aves. Sin embargo, las polillas grises oscuras sacaron una ventaja y empezaron a tener más éxito, siendo el 98% de las polillas encontradas cerca de las ciudades. A este fenómeno se le denominó melanismo industrial, puesto que fue a causa de la industria que la coloración de las polillas oscuras tuvo más éxito.

Con el abandono del carbón como fuente de energía principal las tornas han vuelto a cambiar para estas polillas, y muchos otros insectos que se vieron afectados de forma similar. De hecho si el 98% eran oscuras en 1959 en 2003 eran tan solo el 2% de las polillas cazadas. Como vemos estos cambios son producidos por una selección de los individuos más aptos y estos cambios generan una evolución en la especie a través del tiempo.

Categorías: Evolución, Genética

Un comentario para “Selección natural: el caso de Biston betularia”