Biología

Inicio Zoología Mosquitos anofeles, los transmisores de la malaria y otras enfermedades

Mosquitos anofeles, los transmisores de la malaria y otras enfermedades

Publicado por Ramón Contreras

Los mosquitos anofeles son un grupo de insectos tristemente conocidos por ser los principales transmisores de algunas de las enfermedades más infecciosas de la humanidad. Siendo la más conocida la malaria, causada por el género Plasmodium. Estos pequeños bebedores de sangre permiten el transporte de virus desde un organismo a otro en el contenido de sus estómagos y el intercambia gracias a sus bocas que atraviesan la piel y succionan la sangre de sus víctimas. Los mosquitos son, en general, uno de los pocos animales que la gente mata sin contemplación. Todos los parásitos parecen no recibir la protección de la bondad de la naturaleza de la que el ser humano ha imbuido a casi la totalidad de los seres vivos.

Filogenia e historia evolutiva: El género anofeles (Anopheles) es un género con gra éxito evolutivo, cuenta con más de 460 especies, siendo A. gambiae la más conocida y estudiada por ser la portadora de la especie de Plasmodio más grave. En realidad la especie A. gambiae es un complejo formado por 6 especies diferentes esparcidas por todo el globo. En cualquier caso, el género pertenece a la familia taxonómica Culicidae, grupo que engloba a todas las especies de mosquitos conocidas. Los mosquitos se clasifican dentro del Orden Diptera, caracterizados por la pérdida del segundo par de alas. Su clasificación las situa en la Clase Insecta dentro del Filo Arthropoda, los artrópodos, del Reino Animalia.

Descripción física: el ciclo vital de los Anofeles es idéntico al de otros grupos de mosquitos. Las hembras ponen los huevos en la superficie del agua donde flotan juntos durante un par de días hasta que eclosionan. De su interior saldrán unas larvas de vida acuática que se alimentarán de microorganismos. Una característica propia de los Anofeles es la ausencia de un sifón respiratorio, por lo que las larvas tienen que estar siempre cerca de la superficie. Estas larvas formarán una pupa para realizar la metamorfosis. En los adultos se diferencian tres partes típicas de insectos. Lee más sobre la anatomía de un mosquito en el artículo que le dedicaremos aquí (próximamente).

Distribución y hábitat: Los mosquitos del género Anofeles se distribuyen alrededor de todo el globo. Habitan las regiones tropicales a templadas delos dos hemisferios. Dejando sin colonizar las regiones más al norte y al sur del mundo. Diferentes especies se sitúan en diferentes localizaciones. Mientras que en el sur del continente americano la especie A. darlingi es la más extendida pero también está presente la especie A. pseudopunctipennis. En Méjico encontramos a A. quadrimaculatus y en Europa A. atroparvus. En África por el contrario encontramos alrededor de 10 especies, muchas de ellas comprendidas en el complejo Anopheles gambiae. Todos ellos son más activos durante la noche o el crepúsculo.

Interacción con el ser humano: Se conocen más de 20 virus del grupo de los arbovirus que pueden ser transmitidos por estos insectos, de la misma manera no solo el plasmodium sino otros microorganismos patógenos pueden viajar en el mosquito. La erradicación de las zonas de cría de los mosquitos (aguas estancadas) ha permitido controlar en gran media la extensión de las enfermedades. Muchos paises realizan grandes campañas sanitarias para erradicar algunas de estas enfermedades. Entre las estrategias empleadas figura la suelta de mosquitos alterados genéticamente para que el plasmodium no pueda desarrollarse en su interior.

Categorías: Zoología