Biología

Inicio Anatomía animal Aguijones, insectos, tiburones y mamíferos

Aguijones, insectos, tiburones y mamíferos

Publicado por Ramón Contreras

Los aguijones son estructuras que tienen muchos animales para inyectar veneno intentando paralizar a sus presas o como método de defensa. Los animales con aguijones se encuentran repartidos en muchos grupos taxonómicos y no es un carácter común. Estamos ante un caso de convergencia evolutiva ocurrido en grupos tan dispares como los insectos, los peces y el caso excepcional del ornitorrinco, uno de los mamíferos más extraños que habitan la faz de la Tierra. En ocasiones y por el uso inglés del aguijón para los dientes de las serpientes se usa incorrectamente este término en castellano. Los colmillos venenosos de las serpientes son dientes modificados y se clavan por acción de las mandíbulas y los aguijones, que se clava por sí mismo. Ya puestos recordemos que las espinas se diferencian de los anteriores en que en este caso serán un elemento pasivo.

Los insectos son el grupo que ha desarrollado más los aguijones. Dentro de los artrópodos encontramos muchos grupos que poseen este tipo de estructura, como las hormigas, las abejas o las avispas. Todas ellas pertenecen al grupo monofilético Aculeata, donde el aparato ovopositor de las hembras no reproductoras (las obreras) está modificado para expulsar veneno. En este grupo hay diferencias, puesto que mientras las avispas usan un aguijón recto para cazar de forma continua, las abejas tienen un aguijón con fines defensivos. El aguijón de la abeja melífera Las abejas(y solo de estas abejas) es curvo. Una vez clavado en animales que no sean otras abejas se desprende del cuerpo y la abeja morirá en unos minutos. Mientras el aguijón se ha desprendido con la bolsa de veneno que seguirá inoculando durante un tiempo al agresor. En luchas entre colonias de abejas se ha visto que pueden picarse varias veces sin perder el aguijón.

A parte de este grupo que ha desarrollado en gran medida los aguijones son raros los animales que cuenten con ellos. Una sola especie de escarabajo tiene aguijón. Los escorpiones son un caso único de aguijón fuera de Aculeata. De hecho, los escorpiones antiguos del registro fósil no cuentan con él. Los escorpiones emplean el aguijón y su toxina para acabar con las presas que han inmovilizado con sus pinzas o en caso de sentirse amenazados pueden intentar atacar con su cola. 25 especies de escorpión tienen una toxina realmente problemática para el ser humano y las muertes al año rondan la centena debido principalmente a la falta de recursos sanitarios, puesto que se conoce antitoxina para la el veneno de todas las especies.

Dentro de los condroictios las rayas cuentan con un aguijón rígido que inocula veneno. En este caso es una espina caudal modificada. Muchas veces se le considera una espina más que un aguijón, puesto que la usa como defensa pasiva cuando un agresor se acerca demasiado y no requiere de un movimiento activo más allá de levantar la espina para usarse.

Los ornitorrincos macho tienen aguijones venenosos en las patas traseras, mientras que las hembras tienen aguijones pero sin veneno. Se cree que tiene una función defensiva o bien para las peleas entre machos durante la época de apareamiento, más que para matar a sus posibles presas, aunque es letal para animales de pequeño tamaño.

Categorías: Anatomía animal