Biología

Inicio Anatomía animal, Biología del desarrollo, Técnicas en biología Los grandes mamíferos del pasado vivieron rápido y murieron jóvenes

Los grandes mamíferos del pasado vivieron rápido y murieron jóvenes

Publicado por Ramón Contreras

Los primeros grandes mamíferos surgieron poco después de la extinción de los dinosaurios. Al desaparecer los grandes dominadores del mundo quedó un espacio ecológico vacío que rápidamente fue llenado. Los mamíferos se diversificaron y pasaron de ser todos del mismo tamaño medio que una ardilla, a grandes como un elefante. En muy poco tiempo (a nivel evolutivo) empezamos a encontrar fósiles de mamíferos de tamaños increíbles como los armadillos gigantes o los osos perezosos gigantes. Aunque los primeros en ser llamados grandes mamíferos fueron los herbívoros denominados pantodontes, que tenían una apariencia con la cara y la cola de un perro, el cuerpo de un cerdo (pero posiblemente peludo) y las patas de un oso. Este grupo de mamíferos primitivos, en “tan solo” unos millones de años pasaron de tener el tamaño de un gato al de una vaca.

Posible apariencia de un pantodonte

En general, los mamíferos grandes de la actualidad son longevos, al menos más que los pequeños mamíferos. Las ballenas o los elefantes son ejemplos de grandes mamíferos longevos. Sin embargo, los estudios realizados sobre los dientes de los fósiles de aquellos pantodontes muestras todo lo contrario. Los individuos más mayores que se han encontrado tienen tan solo alrededor de una década de edad a la hora de su muerte. Esto choca con la vida media que tienen los grandes herbívoros actuales.

El artículo de Stephen L. Brusatte et al. “The origin of placental mammal life histories” (Nature. 2022), ha mostrado mediante una técnica revolucionaria la vida cotidiana de estos animales. Gracias a unn láser que pulveriza poco a poco las distintas capas de un diente del animal y envía el polvo que se forma a una máquina que lee la composición de oligoelementos del polvo se pueden averiguar muchas cosas. Por ejemplo, podemos saber cuánto tiempo estuvo mamando, cuando llegó a ser sexualmente reproductivo y, en caso de las hembras, cuantas crías tuvo durante su vida. Esta técnica ya había sidousada en restos más recientes, como antepasados humanos, pero es la primera vez que se hace con fósiles tan antiguos, 62 millones de años. Esto abre la prueba a realizar estos estudios con fósiles todavía más antiguos, como los dinosaurios. Gracias a esto se podrán comprobar o refutar muchas hipótesis sobre la forma de vida de un gran número de especies fósiles con la obtención de estos datos que no dejan lugar a dudas.

La técnica ha servido para que los investigadores descubrieran que los pantodontes nacían ya completamente formados, con un tamaño considerable y preparados para la vida (más que los humanos, pero de forma similar a otros mamíferos placentarios), que alrededor del año de edad ya eran maduros sexualmente y que la mayoría de ellos vivía entre 3 y 4 años solamente, aunque se ha observado un individuo que alcanzo la venerable edad de 11 años.

Esta estrategia que han denominado popularmente “vivir rápido y morir joven” tal vez fuera la clave para tomar la delantera a otros mamíferos en la conquista ecológica. Gracias a esta sucesión tan rápida de generaciones pudieron adaptarse mejor a las nuevas condiciones (sin dinosaurios depredadores) y crecer en tamaño a una gran velocidad.