Biología

Inicio Evolución Filogenia e historia evolutiva del Oso polar

Filogenia e historia evolutiva del Oso polar

Publicado por Ramón Contreras

Los osos polares son la especie de carnívoros terrestres más grandes del mundo. Viven exclusivamente en la región circunpolar del hemisferio Norte, donde cazan al acecho en los respiraderos de las focas en la oscuridad invernal con temperaturas extremas. Puedes leer más de estos enormes osos en el artículo que les dedicamos aquí.

LAs grandes diferencias de hábitat han hecho que el oso polar sea tan diferente morfológicamente al oso parto

LAs grandes diferencias de hábitat han hecho que el oso polar sea tan diferente morfológicamente al oso parto

Filogenia: el oso polar responde al nombre científico de Ursus maritimus. Es una de las 4 especies vivas de su género: osos polares, osos negros (Ursus americanus), grises (U. arctos) y oso tibetano o negro asiático (U. thibetanus). Pertenece a la familia taxonómica Ursidae, los úrsidos. Este grupo cuenta con gran cantidad de especies y géneros fósiles. En la actualidad solo recoge 4 géneros vivos, osos panda, osos de anteojos, malayos y perezosos pertenecen a estos otros géneros de los úrsidos. De entre todos estos grupos Ursus es el que cuenta con más especies. En cualquier caso se clasifican dentro del Orden Carnivora incluido en los placentarios mamíferos (Clase Mammalia), que se cuentan entre los vertebrados cordados, del Filo Chordata.

¿Es realmente el oso pardo una especie? El oso polar es capaz de reproducirse con el oso pardo, por lo que existen autores que dudan de que deba considerarse una especie separada. Al cruce de ambas especies se la conoce como grolar. Puedes leer más sobre el híbrido entre estas dos especies en el artículo que le dedicamos aquí (próximamente). Si bien este hecho se conocía en cautividad no fue hasta mediados de la década del 2000 cuando se abatió a un ejemplar híbrido en la isla de Banks, al norte de Canadá. En otro orden de cosas el león y el tigre son también capaces de dar descendencia y no se consideran la misma especie. Lee más sobre su híbrido el ligre aquí.

Estudios genéticos recientes parecen demostrar que las poblaciones norteñas de osos grises son más parecidas, en su genoma, a las poblaciones de osos polares cercanas que a las poblaciones de osos pardos de su distribución más meridional. El problema del oso polar y el gris es que el área de distribución del oso polar ha variado en los últimos tiempos permitiendo el reencuentro de poblaciones de estas dos especies antes de que se diesen cambios biológicos que impidiesen su apareamiento.

Por otro lado los científicos que están a favor de la separación en dos especies se basan en que los osos polares son incapaces de sobrevivir en el área de distribución del oso pardo y viceversa. Además de esto las grandes diferencias fenotípicas: morfológicas y de comportamiento, son suficientes para asumir que ambas especies en raras ocasiones se pueden encontrar. Puedes leer más sobre las consideraciones a la hora de definir una especie en nuestro artículo aquí.

Los estudios fósiles revelan que ambas especies se diferenciaron hace 150.000 años, en términos evolutivos hace poco tiempo. Sin embargo, la presión genética de las poblaciones del polo debido a las grandes diferencias de hábitat y dieta han hecho que la morfología del oso polar cambiara rápidamente en este tiempo. Los molares del oso polar, por ejemplo, hace 10.000 años ya eran claramente exclusivamente carnívoros. En contraposición los molares del oso polar les permiten comer también frutas.

Categorías: Evolución