Biología

Inicio Evolución Grolar, el híbrido entre oso polar y oso pardo grizzly

Grolar, el híbrido entre oso polar y oso pardo grizzly

Publicado por Ramón Contreras

Una de las características fundamentales para definir una especie es la imposibilidad de aparearse con otras especies ya sea por impedimentos fisiológicos o geológicos. Sin embargo, hay ciertas especies que se ha comprobado que pueden generar individuos híbridos con más o menos posibilidad de reproducirse. Los casos que ya hemos tratado por aquí son el ligre, el híbrido entre león y tigre, o el burro, híbrido entre asno y caballo. Mientras que en el mundo vegetal la hibridación entre especies es más viable, en animales se crean sistemas de todo tipo para evitarlo. Así que la aparición de un híbrido en la naturaleza de oso polar y oso grizzly fue un hito zoológico.

Aunque se habían dado en cautividad, como es el caso del ligre, encontrarlo en la naturaleza muestra que estas especies es otra cosa. El oso polar y el oso pardo americano compartían una franja estrecha de su área de distribución en las costas Canadienses pero no se relacionaban entre ellos pues unos preferían el hielo y el agua y los otros la montaña, los bosques y los ríos. Tal vez la pérdida de hábitat del oso polar esté llevando a la especie a explorar nuevas regiones y por consiguiente aumentar su interacción con su especie hermana. El resultado de esta interacción son los pocos individuos que se han descrito en los últimos 20 años, que se conoce como grolar, una mezcla de los nombres del oso polar y grizzly.

Científicamente se denomina Ursus arctos x maritimus para mostrar que es un cruce entre U. arctos el oso pardo y U. maritimus, el polar. Los 2 especímenes cazados en la naturaleza y estudiados han mostrado que uno de los individuos era hijo de una madre de oso polar y padre de oso pardo -el individuo cazado en 2006- y otro individuo -cazado en 2010- era descendiente de una hembra grolar que se había apareado con un macho de oso pardo. No se sabe si el segundo individuo tenía relación materno-filiar con la primera osa híbrida encontrada en 2006. Por lo que parece mostrar que el cruce es posible en y que la descendencia tiene éxito biológico como para dar una segunda generación. Los individuos avistados de grolar eran adultos, por lo que sus cruces debieron darse hace tiempo y es posible que se repitan. Los estudios de individuos en zoológicos ha mostrado que estos especímenes son fértiles y por lo tanto su descendencia podría alterar el acervo genético de ambas especies.

Las características físicas y morfológicas del grolar están a caballo entre sus dos progenitores. El pelaje es pardo grisáceo y tanto el rostro como el tamaño son intermedios entre ambas especies. Tal vez sea estas caracteristicas intermedias que les otorga una gran agilidad, les permite correr a gran velocidad o cazar venados como se ha visto. En cuanto a sus costumbres parece que dependerán de la forma de cría, puesto que los osos aprender la caza y la supervivencia de su progenitora. Este nuevo híbrido seguramente esté empezando a aparecer por los desplazamientos de las poblaciones, pero no es descartable que cuando ambas especies estaban completamente expandidas se dieran estos hibridos de vez en cuando de forma natural.

Categorías: Evolución