Biología

Inicio Evolución, Genética Historia evolutiva del estornino

Historia evolutiva del estornino

Publicado por Ramón Contreras

Los estorninos comunes o pintos (Sturnus vulgaris) son una de esas especies de aves que recorren miles de kilómetros a lo largo del año en migraciones entre sus zonas de cría y sus zonas de hibernada. Esta especie es originaria de Europa, norte de África y sureste de Asia, territorio en el que se le reconocen alrededor de una docena de subespecies, muchas de ellas habitantes permanentes de islas y regiones remotas o más o menos aisladas de la variedad normativa y mayoritaria Sturnus vulgaris vulgaris. Las diversas subespecies se reconocen o no dependiendo del autor.

Los estorninos es una de las dos únicas especies que tiene el género Sturnus en la actualidad. Forman parte de la Familia Stunidae que incluye a los estorninos y a los mináes, clasificados en 35 géneros. Pertenecen al Orden de las paseriformes (Passeriformes), grupo que incluye a la mitad de las aves. Evidentemente pertenecen a la Clase Aves, del Filo Chordata del Reino Animalia.

El género contaba con varias especies similares que reciben el nombre genérico de estornino, seguido de un adjetivo identificador, como pueden ser el estornino cingalés, el rosado, o el piquirrojo. El género Sturnus se consideraba polifilético, eso quiere decir que agrupa diferentes especies con un origen evolutivo alejado, pero que por similitud recibieron el mismo nombre y se colocaron en el mismo taxón. En la actualidad estas especies se han recolocado en otros géneros dentro de la familia Stunidae para una mayor exactitud filogenética. Algunos de estos nuevos géneros son Sturnia, con 5 especies o Sturnornis con 1 especie, pero que recuerdan la relación con el género Sturnus.

El estornino cubre un área enorme de territorio, con una gran diversidad genética. Las diferencias entre las subespecies son progresivas o clinales. Esto quiere decir que a partir de la subespecie normativa las variedades más cercanas en el territorio tendrán unos rasgos fenotípicos, morfológicos y de coloración, más similares a ésta que las subespecies que se encuentran más alejadas. Por ejemplo, la subespecie S. vulgaris faroensis (endémica de las islas Feroe) es más grande que la europea y la subespecie de las islas Shetland (S. v. zetlandicus), situada entre el continente y las Feroe, tiene un tamaño intermedio. A su vez las poblaciones de estorninos que habitan las islas todavía más cercanas al continente en esa región tienen un tamaño decreciente y por lo tanto su clasificación dentro de una subespecie u otra depende del tamaño mínimo para el individuo, el pico o las patas que tome el autor como referencia. Esta graduación tan paulatina de las diferencias de las poblaciones en el territorio hace que sea tan difícil establecer las subespecies.

De hecho, las diferencias genéticas con la otra especie que permanece en el género, el estornino negro (Sturnus unicolor) son bajas. EL estornino negro es una especie endémica de España, no migratoria y que desciende evolutivamente de una población de estornino pinto que quedó aislada durante el último periodo de glaciaciones. Esta especie tiene menos diferencias genéticas con los estorninos del oeste de Europa que no estos últimos con sus parientes de la misma especie del este o de las islas más alejadas que hemos comentado más arriba.

Categorías: Evolución, Genética