Biología

Inicio Biogeografía, Evolución, Zoología Historia evolutiva de los leones cavernarios y modernos en todo el mundo

Historia evolutiva de los leones cavernarios y modernos en todo el mundo

Publicado por Ramón Contreras

Los leones son unos animales que siempre han causado fascinación al ser humano. Es uno de los animales más mencionados en la biblia y aparece representado a lo largo y ancho de todo el viejo mundo desde tiempos muy tempranos. Diferentes pueblos que convivieron con ellos encontraron en este animal un objeto de deseo y belleza. Aunque actualmente los leones están casi extintos fuera de África, no siempre ha sido así. El estudio de dispersión de poblaciones y de restos fósiles demuestra que si bien la especie Pathera leo se generó en África se expandió por todas las tierras emergidas hace alrededor de 1,5 millones de años. Colonizó todo el sur de Europa y Asia, llegó hasta el estrecho de Bering y consiguió pasar hasta el continente americano cuando todavía estaba emergida la tierra entre Siberia y Alaska. P. leo vereshchagini (león cavernario de Beringia), la subespecie que se encontraba entre el continente asiático y el americano es la de menor tamaño de todos. Sus restos se encuentran en Alaska, aunque rápidamente migró hacia zonas más meridionales y se asentó en la región que hoy ocuparían EE. UU. y Méjico. En su expansión se calcula que llegó hasta las tierras de la actual Panamá, pero no se han encontrado pruebas de que consiguiera seguir bajando. Lamentablemente se extinguió de gran parte de este territorio al final del Pleistoceno. Aunque se debate si realmente llegó a generar una subespecie, se conoce como Panthera leo atrox al león cavernario americano.

Por su parte, el león europeo (P. leo spelaea, más grande que el africano, pero no tanto como el americano y sin melena) ocupó grandes regiones de Europa y Asia. Convivió con los seres humanos hasta el siglo I d. C en gran parte del continente. De hecho su presencia se manifiesta en las grandes obras como la Ilíada, o el relato de la conquista griega de Gerges, donde un ataque de leones mató gran número de sus camellos. Esta especie “moderna” fue la evolución del león de las cavernas (P. leo fossilis) que habitó Europa durante la prehistoria. Los estudios genéticos realizados en los restos hallados demostraron que la especie cavernaria que salió de áfrica divergió hace 1,85 millones de años de la especie africana, por lo que debería considerarse una especie independiente. La presencia del león cavernario en Francia fue inmortalizada por los pobladores humanos en las pinturas rupestres que todavía se conservan. En aquellos tiempos es difícil de creer que los dibujasen por las historias que oirían, como pasará a veces siglos más tarde con otras especies como el rinoceronte.

En cualquier caso, la colonización de leones modernos en Europa hace 6.500 años desplazaría a esta subespecie establecida en el continente europeo y ya contaría con su característica melena, que quedaría inmortalizada en las esculturas y las pinturas griegas y romanas, pero también en las celtas, íberas y de otros pueblos que vivían antes de esas grandes civilizaciones. Es gracias al arte de estos pobladores que sabemos el aspecto exterior que tenían aquellos leones europeos, ligeramente diferentes a los modernos.

En la India continua en estado salvaje (aunque en peligro de extinción) la subespecie de león asiático (P. leo persica), que cuenta con unos 650 individuos (más mil en los zoológicos). Aunque anteriormente se encontraba en todo el sur de Asia fueron desplazados por el tigre, mejor adaptado a la caza en las selvas espesas. Finalmente, también fue acorralado por la expansión humana hasta su actual distribución en 1.400 km cuadrados aproximadamente en el bosque de Gir.

Categorías: Biogeografía, Evolución, Zoología