Biología

Inicio Etología Estructura social de himenópteros

Estructura social de himenópteros

Publicado por Ramón Contreras

Los himenópteros son un grupo de insectos, algunos de ellos creadores de grandes sociedades. Nos referimos a las avispas, abejas y hormigas. En avispas tan solo algunas especies (alrededor del 5%, son gregarias). Puedes revisar la evolución de la conducta social en las avispas en los artículos, avispas solitarias y colaboradoras aquí y avispas gregarias aquí .

Algunas avispas "sofisticadas" viven en comunidades, pero algunas no son tan pacíficas como las hormigas

Algunas avispas «sofisticadas» viven en comunidades, pero algunas no son tan pacíficas como las hormigas

Una conducta gregaria supone la colaboración entre los individuos de la colonia. Los himenópteros mantienen una estructura matriarcal con diversos grados de rigidez. Las especies más evolucionadas de avispas y las hormigas y abejas lo consiguen mediante su sistema sexual, llamado haplodiploide. Puedes leer más sobre ploidía en el artículo que le dedicamos aquí. Otras especies emplean otros sistemas lee más ¿cómo domina la reina a las obreras? aquí (próximamente).

En las comunidades gregarias, aquellas en las que la división de tareas está bien delimitada entre las castas, o tipos de individuos de la colonia, la pertenencia a una casta suele ir acompañado de una variación morfológica que permite llevar a cabo las tareas propias de dicha casta.

En cada nido encontraremos al menos una reina, la hembra fértil, diploide (número cromosómico 2n). En algunas colmenas u hormigueros pueden coexistir varias reinas si la colonia es verdaderamente grande. Las reinas son morfológicamente diferentes a las otras hembras de la especie de mayor tamaño que el resto y con los ovarios y el conducto ovopositor muy desarrollado, tanto que en ocasiones casi no pueden moverse. Las hormigas reina son más grandes y aladas, aunque pierden las alas cuando empiezan el hormiguero.

Cuando los niveles hormonales de la reina bajan (normalmente por vejez). En ese momento las obreras prepararán una “celda real” en la colmena, más grande que el resto. En las abejas, las obreras depositarán en la celda especial una larva que comerá exclusivamente jalea real, el ingrediente clave de esta jalea es la royalactina, una proteína que estimula el desarrollo del aparato sexual de la larva. En avispas y hormigas no solo la nutrición sino las feromonas que emana la reina impedirán el desarrollo sexual de sus hijas.

Las reinas están asistidas por cientos o miles de obreras. Hembras estériles originadas a partir de huevos fecundados (tienen un número cromosómico 2n). Estas hembras se dedicarán a crear la colmena, limpiarla, defenderla y traer comida para la reina y su prole.

Finalmente la colmena o el hormiguero incluyen a algunos machos fértiles, llamados zánganos, que se encargarán de fecundar los huevos de la reina para dar lugar a nuevas reinas. Los machos aparecen en las colmenas en las que no hay machos para fecundar a la reina. La dotación genética completa de un zángano (n) vendrá de la reina (2n), este tipo de reproducción se denomina partenogénesis. Estos zanganos, o machos, eclosionan de huevos sin fecundar, por lo que son haploides. Su función en la colonia es la de fecundar a la reina para dar nuevas obreras y reinas y ocasionalmente defender el nido. Para ello suelen tener fuertes mandíbulas en las hormigas y son de mayor tamaño en avispas y abejas, además de tener un comportamiento agresivo, que ayudará para ser el único macho que fecunde a la reina.

Categorías: Etología

Un comentario para “Estructura social de himenópteros”