Biología

Inicio Ecología Dinámica de poblaciones y demografía evolutiva

Dinámica de poblaciones y demografía evolutiva

Publicado por Ramón Contreras

La dinámica de poblaciones y la demografía estudian la composición y las interacciones de un grupo de individuos de una misma especie. Datos como la edad, el sexo, o el área en la que se distribuye son importantes para saber cómo está funcionando esta población, qué podemos esperar que haga y si va a crecer o a disminuir de tamaño. En resumen, la dinámica de poblaciones y la demografía evolutiva nos ayudarán a saber si una población de una especie determinada está sana a nivel evolutivo. Mientras que si nos referimos a una sola especie hablaremos de poblaciones, cuando se refiera a un conjunto de especies se denominará en ecología una comunidad. La ecología estudia tanto la dinámica de las poblaciones, como la de las comunidades.

Esta rama de la ecología estudia tanto animales como plantas y otros seres vivos. Por ejemplo en humanos se emplea la demografía para predecir la cantidad de personas que trabajarán en un país dentro de 30 años para pagar las pensiones de la gente que se volverá mayor. Problemas parecidos sufren las comunidades biológicas, la tasa de jóvenes que llegan a la edad adulta o el porcentaje de hembras y machos son factores que regularán la capacidad de crecimiento de la población. Además, las interacciones entre dos o más poblaciones de una misma especie pueden ser beneficiosas a nivel genético y evolutivo. Estos factores de diversidad genética dentro de una misma población también tienen que tenerse en cuenta para poder predecir el éxito futuro de la población.

Una parte importante de la dinámica de poblaciones se basa en modelos matemáticos que emplean los datos que provee la naturaleza (número de individuos, edad, sexo, tasa de natalidad, emigración, inmigración, tasa de depredación, tasa de mortalidad, etc.) para predecir el comportamiento de la población. En teoría una especie sin depredadores ni enfermedades podría seguir creciendo constantemente hasta agotar los recursos, este enunciado es el principio de la teoría de Malthus, uno de los padres de la dinámica de poblaciones. En la actualidad la teoría (evolutiva) de juegos o la teoría de control son los modelos que se emplean para representar como evoluciona una población. Si te interesa saber más sobre estas teorías y como funcionan deja un comentario abajo y hablamos de ello.

En conservación se emplea con frecuencia este tipo de modelos y aproximaciones para decidir si una especie se encuentra en peligro de extinción o para saber si un animal o una planta silvestres pueden ser cazado o recolectada. La pesca y la caza se basan en estos estudios para determinar las vedas o para prohibir la caza de ciertos animales cuando se han sobrepescado o sobrecazado. Lee más sobre la sobreexplotación pesquera en nuestro artículo aquí.

Pero no solo los valores de vivos y muertos cuentan en la dinámica de poblaciones. La proporción de machos y hembras tiene que ser la adecuada para mantener una tasa de natalidad sostenible, así como el número de individuos jóvenes para poder tener una futura generación de adultos reproductores. En este aspecto los ancianos, en el caso de los animales, es posible que no cuenten como reproductores pero se ha comprobado que en muchas especies que forman poblaciones ayudan a aumentar la tasa de jóvenes que llegan a adultos. Uno de los casos más conocidos son los elefantes con sus manadas matriarcales.

Categorías: Ecología