Biología

Inicio Ecología Comunidad biológica o ecológica, biocenosis

Comunidad biológica o ecológica, biocenosis

Publicado por Ramón Contreras

Una comunidad ecológica o biológica hace referencia a la biocenosis de un ecosistema, es decir, engloba a todas las especies que viven en un ecosistema o biotopo delimitado. Muchas veces nos referimos solo a un conjunto de poblaciones concreto, por ejemplo, cuando hablamos de la comunidad ecológica de la sabana, no se tiene en cuenta a las bacterias y otros microorganismos que viven allí. Sino que nos referimos a los animales y a las plantas. Así para referirnos a una comunidad concreta dentro del ecosistema se les puede llamar dependiendo del tipo de organismos a los que queramos hacer referencia como zoocenosis, si queremos hablar solo de la comunidad de animales; fitocensis, para las plantas del ecosistema y finalmente microcenosis englobaría a los seres microscópicos del ecosistema. Evidentemente, la naturaleza abiótica del área geográfica será fundamental para decidir que especies pueden vivir en una comunidad, pero también lo serán las otras especies que conviven.

Un ecosistema es una unidad muy variable en cuanto a extensión. Es por ello que es frecuente referirse a una comunidad ecológica cuando comparten un mismo área geográfica. Por ejemplo, si bienes cierto que el océano puede considerarse un ecosistema, no es lo mismo el atlántico que el pacífico o las profundidades donde no llega la luz a la costa. Es por esto que normalmente se asocia a la comunidad un sitio geográfico donde todas las poblaciones de la comunidad pueden interactuar unas con otras fácilmente. Para que nos entendamos un jardín o una pecera serían áreas geográficas claras en las que entendemos que los habitantes interaccionan. Pero también lo son un lago o un bosque. La idea fundamental es que las especies que forman la comunidad conviven y tienen interacciones entre ellas, que denominamos relaciones interespecíficas.

Como ya hemos mencionado de pasada, una comunidad está formada por las poblaciones de cada una de las especies que conviven. Por lo tanto podemos definir igualmente una población ecológica o biológica como el conjunto de individuos de una misma especie que comparte un área geográfica concreta.

El estudio de las comunidades se denomina ecología comunitaria. Desde que se empezó a estudiar las relaciones entre poblaciones de una comunidad, se ha descubierto que las distintas especies que componen la comunidad se encuentran en un equilibro constante en su número de individuos en relación con una o varias de las otras especies de la comunidad. De igual manera, el estudio de las comunidades pretende poder hacer predicciones de las consecuencias de la alteración o eliminación de una especie. Un caso claro es la proliferación de ciervos o jabalíes de forma peligrosa en zonas donde se ha eliminado por completo la población de sus depredadores, los lobos. La biodiversidad de una comunidad es uno de los factores que más se tiene en cuenta. Cuanta mayor sea ésta mayor capacidad tiene la comunidad o el ecosistema para recuperarse si un evento provoca una disminución de una de las especies. Mientras la especie afectada recupera el número de individuos habitual el ecosistema puede mantenerse y adaptarse cuantas más especies tenga. Por ejemplo, si una enfermedad diezma la población de conejos, los linces que se alimentaban de ellos reducirán su población. Este descenso será más grave si los linces se alimentan casi exclusivamente de conejos -hasta el punto de que podrían desaparecer los linces a falta de presas- y será menor si pueden encontrar otras presas con las que sobrevivir hasta que se recupere la población de conejos.

La comunidad incluye a todas las especies que comparten el mismo espacio y el mismo tiempo.

Categorías: Ecología