Biología

Inicio Botánica ¿Porqué la nuez del nogal no es una nuez verdadera?

¿Porqué la nuez del nogal no es una nuez verdadera?

Publicado por Ramón Contreras

La nuez es un tipo de fruto que presentan algunos árboles, entre los que curiosamente no se encuentra el nogal (Juglans regia). Técnicamente la nuez o núcula es un fruto seco propio de árboles del Orden de las Fagales como el avellano (Corylus avellana), el castaño (Castanea spp.) o la bellota del género Quercus. Puedes leer más sobre la nuez del nogal en su propio artículo aquí , sobre el avellano aquí o sobre el prolífico grupo formado por el género taxonómico Quercus aquí .

Las nueces son frutos secos, puesto que su endospermo tiene un porcentaje bajo de agua.

Las nueces son frutos secos, puesto que su endospermo tiene un porcentaje bajo de agua.

La nuez del nogal técnicamente hablando en botánica se considera una drupa, más específicamente una drupa involucrada o, dependiendo del autor, una trima. Este tipo de fruto, las trimas, se caracterizan por una envoltura carnosa, que al madurar el fruto se seca y puede separarse o no de la drupa, por lo que podría considerarse un fruto carnoso. Se denominan drupas a todos los frutos carnosos que presentan un endocarpio endurecido, como son los frutos de cerezos, olivas o los árboles frutales del género Prunus. Por lo que se ve de las definiciones, el fruto de la nuez es carnoso y su endocarpio está endurecido, por lo que debe considerarse una drupa, aunque el fruto al caer del árbol pierda su parte carnosa.

Pero veamos a continuación las características que debe presentar una nuez técnicamente hablando. Las nueces se consideran frutos secos dehiscentes, es decir, que liberan de forma espontanea la semilla con el fin de que se dispersen. Además presentan un pericarpio endurecido, que se ha desarrollado a partir de un ovario ínfero. En este aspecto la nuez del nogal se considera dehiscente puesto que su semilla es liberada de su envoltura. Además sus frutos deben tener tan solo una semilla en su interior, a estos frutos se les denomina monospermos. La nuez del nogal es dehiscente y monosperma. Sin embargo no se considera un fruto seco puesto que su envoltura o involucro, es carnoso.

Las características comunes puedes llevar a confusión, ambos presentan una estructura endurecida que protege a la semilla y son monospermas. La diferencia radica en la envoltura, si es dura o carnosa. El pericarpio es la parte del fruto que envuelve al ovulo fecundado, el propio ovario y será la estructura que dará lugar a la envoltura dura o carnosa. Se divide a su vez varias capas celulares que son: epicarpio, mesocarpio y endocarpio.

En las nueces verdaderas el pericarpio completo es el que se endurece, sin dejar ningún tejido para formar la parte carnosa del fruto. Por el contrario en las drupas, y en la nuez del nogal, es tan solo el endocarpio el que se endurece, la capa más interior del pericarpio y la más cercana a la semilla. Normalmente las capas exteriores dan lugar a la piel del fruto y a la parte carnosa respectivamente en muchos frutos comestibles. Sin embargo, la nuez del nogal no es la única drupa cuya carne no es comestible, con ella encontramos también a la almendra, otra drupa, pero considerada fruto seco. Para estos tipos de drupas se utiliza el término trima, que hace referencia a las drupas que tienen una envoltura carnosa.

Categorías: Botánica

Un comentario para “¿Porqué la nuez del nogal no es una nuez verdadera?”