Biología

Inicio Zoología El Ferreret

El Ferreret

Publicado por Ramón Contreras

El Ferreret es un sapillo endémico de la Sierra de Tramuntana, localizada en la franja norte de la isla de Mallorca (España, Baleares). Para saber más sobre que supone ser un endemismo puedes leer nuestro artículo al respecto aquí.

Filogenia e historia evolutiva: El Ferreret responde a la especie Alytes muletensis, Alytes es un género de anuros que se encuentra con poca frecuencia en la fauna española. El ferreret se ha descrito en Menórca (también en las Baleares), sin embargo, se describió a partir de fósiles, por lo que si bien sí existió, desapareció poco después de la llegada de los romanos a dicha isla (a causa, se cree, de los animales que los acompañaban que se los comieron). En Mallorca también fue descrito por primera vez a partir de fósiles hallados en cuevas, una de ellas, la cueva de La Muleta, de la que saca su nombre. Su pequeño tamaño y su difícil localización hizo que se tardaran años en encontrar un ejemplar vivo, si bien ya se tenía constancia de su existencia porque los payeses lo oían con frecuencia en la montaña, con un sonido típico como de herrero (de lo que le viene su nombre). Esta es una de las últimas especies descubiertas en Europa en los últimos 40 años y se cree que es un fósil viviente que ha sobrevivido gracias a su hábitat tan poco accesible.

El Ferreret se desenvuelve perfectamente en los abruptos torrentes mallorquines.

El Ferreret se desenvuelve perfectamente en los abruptos torrentes mallorquines.


Descripción: su tamaño es muy reducido llegando a los 3 o 4 cm de máxima y unos 5 gramos de peso, es la segunda rana más pequeña del mundo tras su prima de un cm de longitud hallada en la India. Sus colores crípticos entre el marrón y el verde se alternan con manchas irregulares, negras por la piel, lo que hace un camuflaje casi perfecto para el ferreret. Además destacan sus grandes ojos que usa para sus cacerías de insectos nocturnas y unas patas largas con unas buenas manos para poder moverse a saltos por los torrentes mallorquines. Casi no tiene glándulas generadoras de toxinas en la piel lo que puede indicar una evolución lejos de depredadores (estado que cambió con la llegada del hombre y sus animales, como la mustela o las serpientes de agua).

Reproducción: La puesta que se realiza a finales de invierno es de entre 10 y 20 huevos que acarrea el macho entre las patas posteriores sujetados a un cordón. En verano el macho se acercará a un charco para depositar los huevos que eclosionarán, las larvas empezarán a metamorfosearse, en un proceso lento de cambio de larva a renacuajo para agosto.

Estado de conservación: La UICN adjudicó el estado de vulnerable, dentro de la categoría de especies amenazadas, al Ferreret. Desde entonces este sapillo se ha convertido en un estandarte de la conservación mallorquina dando buenos resultados mediáticos, puesto que la Sierra de Tramuntana ha sido en 2011 nombrada patrimonio de la Humanidad. En 2009 se contaron unas 400.000 larvas, un máximo histórico, si bien no todas llegarán a adulto parece una buena señal del estado de conservación.

Categorías: Zoología