Biología

Inicio Zoología Los anuros

Los anuros

Publicado por Ramón Contreras

Los anuros son un grupo de seres vivos que pertenecen al grupo de los anfibios. Los anfibios son uno de los grupos de vertebrados más extraños, durante su vida experimentan una metamorfosis que cambia todo su aspecto, debido a que viven ente dos mundos, el agua y la tierra. Puedes leer más sobre este grupo en el artículo que les dedicamos aquí (próximamente). Los anfibios están compuestos por tres grandes grupos, las cecilias, las salamandras y los anuros. Cada uno de estos grupos posee características morfológicas y genéticas que hacen que sean fácilmente diferenciables, lee más sobre estas características en el artículo que se publicó en su día aquí (próximamente).

Hoplobatrachus tigerinus rana toro india con los mofletes inchados para croar.

Hoplobatrachus tigerinus rana toro india con los sacos vocales hinchados para croar.

Filogenia e historia evolutiva: Los anuros son filogenéticamente hablando el Orden taxonómico Anura. Este orden incluye tanto a ranas y sapos y es el más extenso de la Clase Amphibia. Los anuros son los anfibios con mayor éxito evolutivo con alrededor de 6.350 especies ordenadas en 48 familias diferentes. Dos tercios de estas especies se encuentran en el suborden Neobatrachia, los anuros modernos, mientras que las restantes se incluyen en el suborden Archeobatrachia. Este último grupo es parafilético y sirve solo para diferenciar los restos fósiles de las especies vivas. Dentro del suborden Neobachatria encontramos varias superfamilas, como Ranoidea la más prolífica en familias o Bufonoidea. Los géneros pertenecientes a cada una de esas familias Rana y Bufo son los más frecuentes en la península ibérica.

Descripción: Los anuros reciben el nombre porque sus adultos no presentan cola. Cuando eclosionan los huevos, siempre en el agua, salen los renacuajos. La morfología de los renacuajos es común a todas las especies, una gran cabeza y una cola para nadar. Esta forma vital tiene agallas y se alimenta de pequeños insectos en el agua. Durante su desarrollo se forman los dos pares de patas y la cola va desapareciendo mientras el individuo aumenta su tamaño. Finalmente los adultos pierden la capacidad de respirar debajo del agua. Su cuerpo es compacto. Sus ojos, normalmente, saltones tienen gran agudeza para ver los insectos voladores de que se alimenta. Su lengua protráctil les sirve para meter insectos en sus grandes bocas. Sus largas patas traseras están adaptadas tanto para saltar como para nadar. Entre los dedos de sus manos se haya una membrana para ayudar a la natación.

Distribución y hábitat: Los anuros son el grupo de anfibios más extendidos. Están presentes en los cinco continentes. Tan solo están ausentes en los desiertos del norte de África y la península arábica, Groenlandia y las regiones congeladas de América del Norte y Asia. La presencia de especies endémicas en muchas Islas alrededor del mundo nos recuerda que es un grupo antiguo que se formó antes de que se separasen los continentes. Como todos los anfibios los anuros necesitan el agua para completar su ciclo vital, sus huevos han de eclosionar en el agua para que se desarrollen sus larvas, los renacuajos. Las adaptaciones de los anuros a una gran variedad de medios les han proporcionado su éxito dentro de los anfibios. Se han descrito especies que pueden sobrevivir a la congelación o que hibernan durante meses esperando las lluvias en los desiertos.

Interacción con el ser humano: los anuros son un grupo con muchas especies en peligro de conservación según datos de la UICN. El interés del ser humanos pos los recursos hídricos pone en peligro su hábitat con gran frecuencia. Puedes leer más sobre una de estas ranitas endémicas en peligro de extinción, propia de las islas baleares en su artículo “El Ferreret” aquí.

Categorías: Zoología