Biología

Inicio Zoología El águila real, símbolo nacional de México

El águila real, símbolo nacional de México

Publicado por Ramón Contreras

Si a la mayoría de nosotros nos preguntan por un animal emblemático de México, diremos seguramente el águila real, ha sido un símbolo de gran variedad de países, imperios y naciones a lo largo de la historia. Por otra parte, es uno de los miembros de las rapaces con una distribución más amplia del mundo. El águila del escudo de México que devora una serpiente sobre una chumbera saltó a todos los corazones americanos y europeos muy posiblemente de bien niños, viendo la fantástica película de Disney, “Los tres caballeros”. En esta película sobre hermanar culturas, el gallo Pancho Pistolas nos cuenta con emoción la legendaria formación de ciudad de México. Por eso hoy, día de México vamos a hablar de su águila real y las características de tan majestuoso animal.

Filogenia e historia evolutiva: el águila real recibe el nombre científico de Aquila chrysaetos, y es la especie tipo del género de las águilas verdaderas, que cuenta con 34 miembros. Todas ellas forman parte de la familia Accipitridae (las aves rapaces diurnas), dentro del Orden Accipitriformes (que incluye a todas las rapaces). Finalmente, forma parte de la Clase Aves, del Filo Chordata, del Reino Animalia. La especie A. chrysaetos cuenta con 6 subespecies reconocidas en la actualidad y alguna más extinta.

La silueta del águila en vuelo es otra de las características distintivas para reconocerla

Descripción física: Las águilas reales son grandes rapaces de algo más de un metro de altura y más de 2 de envergadura (las hembras algo más y los machos algo menos). Todos tienen plumaje marrón ligeramente críptico, con tonos dorados en cabeza y cuello y blanco en hombros y punta de la cola (el plumaje, junto con el tamaño, será esencial para diferenciarlo de otras águilas del grupo). Las características de las rapaces están presentes en esta especie. Pico curvo, para despellejar a sus presas, patas muy potentes, con fuertes garras para atraparlas y emprender el vuelo con ellas. Una característica diferencial, pero no exclusiva, son sus patas calzadas, completamente plumadas. Las águilas reales se emparejan de por vida y cada año ponen un huevo o dos, aunque solo el primero en eclosionar llegará a adulto. Tienen un territorio amplio y pueden ir cambiando de nido sobre árboles altos y riscos, aunque si reúsan un nido van añadiendo pisos nuevos, por lo que al final el nido puede llegar a tener varios metros de altura y diámetro.

Distribución y hábitat: El águila real está distribuida originariamente por casi todos los territorios del hemisferio Norte. Tanto en el continente americano como en Europa, Asia y África. Lamentablemente en el centro de Europa han desaparecido la mayoría de las poblaciones, aunque en otras regiones gozan de buena presencia. Existen poblaciones (subespecies) estacionarias y otras que migran para criar, dependiendo de las condiciones de su territorio. Su hábitat son bosques, praderas y montañas en las que pueden cazar desde las alturas.

Interacción con el ser humano: Según datos de la UICN el águila real no está en peligro de extinción a nivel mundial. Sin embargo, a nivel local hay proyectos de reintroducirla en varias zonas de Europa donde se ha extinguido. En realidad es un águila con una muy buena capacidad de adaptarse y al poder alimentarse de carroña (aunque no sea su dieta preferida) es frecuente verla en vertederos durante los inviernos más duros.