Biología

Inicio Virus La nueva ola de COVID, los jóvenes y sin vacunas son las afectados

La nueva ola de COVID, los jóvenes y sin vacunas son las afectados

Publicado por Ramón Contreras

Los países que van avanzando con la vacunación por edades ven por un lado como su sistema hospitalario se ve menos colapsado después de las terribles consecuencias de las 3 o 4 primeras olas de la COVID-19. Por otro lado, una nueva quinta ola incipiente está asomando en muchos países, mientras que en otros ya es una realidad. Las caracteristicas de esta nueva ola, este nuevo ascenso o repunte de nuevos infectados por el virus, es diferente a las anteriores.

Muchos países (EE.UU., Israel y Europa) preveen tener a más del 70% de su población inmunizada para finales de año. Esto generará una sensación de seguridad en esos países que puede generar que las medidas de sanidad se relajen en otras zonas a pesar de no tener el mínimo para una “protección de rebaño”.

Esta nueva ola está afectando más a la población joven (en países como España os afectados entre 19 y 39 años ya son más de 600 veces los afectados mayores de 65 años). Esto es debido a la vacunación por edades. Mientras que los mayores son vacunados puesto que son la población de más riesgo, los jóvenes siguen a la espera de vacuna y mientras tanto las restricciones se levantan y el verano llama a la fiesta. Si bien es verdad que los jóvenes no se ven afectados tanto por el virus (y aquí la clave es “tanto”) muchos serán los que necesiten hospitalización o que les queden secuelas como en otros casos que han pasado la enfermedad.

Como hemos dicho por un lado no está saturando los hospitales y eso es una buena cosa. Como ya hemos podido comprobar el colapso de los sistemas de salud lleva a muchas más muertes de las necesarias. El caso de la India es conocido por esto, al fallar su capacidad sanitaria la mortalidad de la infección se disparó hasta cotas elevadísimas, puesto que moría gente que podría haberse salvado con cuidados intensivos en el hospital. Así que por un lado parece que podremos evitar este escenario en las siguientes olas. Los jóvenes pueden resistir mejor la enfermedad, pero eso también quiere decir que son mejores transmisores. El virus está corriendo como la espuma entre la población menor de 30 años debido a que se están permitiendo reuniones con mayor capacidad, a pesar de que la gente sin vacunar sigue en peligro. Muchos de estos jóvenes no necesitarán ayuda sanitaria para pasar el virus, pero seguirán quedándose algunos en las camas hospitalarias y el conteo de muertes seguirá aumentando. Muertes de jóvenes que podrían haberse evitado con una mejor prevención.

La variante delta, con una mayor transmisión es la cepa idónea para este escenario. Jóvenes y fiestas son sus mayores aliados. Además, la variante delta es peligrosa para aquellas personas con tan solo una dosis (y que ya van medio confiadas). Méjico está pensando en endurecer las restricciones de nuevo ante la amenaza de la que sería su tercera ola. Los hospitalizados menores de 39 años en Chile han aumentado un 70% en estos últimos meses. En toda América latina el número de muertes, que estaba bajando, está empezando a darse la vuelta e ir hacia arriba de nuevo. Los muertos ya no son personas mayores, diabéticos o gente con problemas respiratorios, son jóvenes. No hay forma de saber quien sobrevivirá a la COVID, pero si se pueden hacer esfuerzos para evitar su propagación.

Categorías: Virus