Biología

Inicio Biotecnología Las vacunas más usadas contra la COVID-19

Las vacunas más usadas contra la COVID-19

Publicado por Ramón Contreras

Son muchos los países que ya tienen más del 60% de su población total vacunada. A nivel mundial algo más del 43% de la población cuenta con al menos una dosis. Tras los individuos de riesgo, los de mayor edad y los trabajadores esenciales la vacuna se ha extendido a toda la población y ya empieza a haber los primeros menores de edad vacunados. En este camino, largo y tortuoso, hacia la inmunidad mundial se han empleado varias vacunas. Las más extendidas a nivel mundial son según datos estadísticos: en primer lugar AstraZeneca, Pfizer, Moderna y Sinopharm-Beijing y Gamaleya (Sputnik V). Cabe decir que AstraZeneca fue la primera farmacéutica que comercializo su vacuna a nivel mundial, mientras que la primera en ser autorizada tanto en Europa como en EE. UU. fue la de Pfizer. Evidentemente estas ventajas estratégicas las ha colocado en los primeros puestos del ranking. Por ejemplo, tanto la vacuna rusa como la china se encuentran muy bien posicionadas debido a la población de sus propios países y de sus países colaboradores, a donde se han extendido.

Si siguiéramos bajando en la tabla hasta la posición 10 encontraríamos al menos 3 vacunas más del país asiático. Y es que China autorizó el uso de vacunas de marca nacional mucho antes que otros países y su población está vacunada mayoritariamente con las vacunas creadas en estos países. Entre las 10 primeras encontramos también la vacuna de Johnson and johnson, que recordemos que a diferencia de las primeras de todas, es monodosis y que por lo tanto esto ha hecho que se reserve para personas con posible riesgo. Esto puede haber tenido algo que ver en la extensión en la población de esta vacuna. A parte de estas cuatro vacunas completa la lista una vacuna de manufactura india. Bharat Covaxin ha sido la primera vacuna creada por el país y que ha sido comercializada y por lo tanto es principalmente de difusión dentro de las fronteras. Aunque ya en el puesto número 11 cabe destacar EpiVaccorona, la otra gran vacuna rusa que aunque no ha tenido tanto revuelo como la Sputnik V tiene unos datos muy buenos pero se empezó a comercializar mucho más tarde que su competidora.

Estas son las vacunas más usadas hasta el verano de 2021 pero ay muchas más por salir en los próximos meses. Aunque ninguna alcanzará los niveles de producción de estas vacunas, que han sido autorizadas muchas de forma urgente para el estado de emergencia mundial, toda esta capacidad nos da una idea de la envergadura científica del proyecto.

Pocas enfermedades tienen una variedad tan grande de vacunas, muchas enfermedades de hecho solo tienen una o ninguna. Con esto nuestra intención es poner de relieve la gran capacidad de protección frente a posibles mutaciones que tiene la humanidad. Como si del sistema inmune natural se tratase cada vacuna protege en general contra la enfermedad pero puede ser que funcione mejor o peor contra alguna cepa concreta. La maravilla de usar esta plétora de vacunas es la capacidad de protección que estamos adquiriendo y lo que dificultará esto al virus para encontrar la combinación de mutaciones adecuadas para volver a causar una pandemia a nivel mundial.

Categorías: Biotecnología