Biología

Inicio Bioquímica Qué son los oligoelementos

Qué son los oligoelementos

Publicado por Ramón Contreras

Todos los organismos vivos necesitan una gran cantidad de compuestos diferentes para vivir: para formar sus estructuras, mantener su metabolismo y crecer. Los elementos fundamentales para la vida son el carbono, el oxígeno, el hidrogeno, el nitrógeno y el fosforo (conocido por sus abreviaturas químicas CHONP) y en menor medida el azufre (S) puesto que se encuentra en aminoácidos esenciales, así como en las moléculas de ADN. Estos elementos son más frecuentes en los seres vivos y por ello se denominan macroelementos o elementos traza.

Tras ellos, los siguientes elementos en orden de importancia son los elementos traza, que son una gran cantidad de elementos químicos que son necesarios en bajas cantidades para la vida.

Finalmente los oligoelementos, también denominados en los vegetales microelementos, son todos los elementos químicos que han de estar presentes en la dieta de un organismo en unas cantidades muy bajas, del orden de microgramos (uno dividido un millón de gramos). Estos elementos a pesar de ser necesarios en tan baja cantidad son indispensables y sus funciones son muy variadas. Tanto el aumento en la dieta como la falta de ellos pueden acarrear consecuencias para la salud del ser vivo. Por suerte, al ser necesarios en tan poca cantidad las necesidades de ellos se cubren fácilmente con una dieta equilibrada.

Para las plantas los oligoelementos son de vital importancia. Al no poderse desplazar para encontrar alimento el suelo donde crecen ha de ser capaz de proporcionarles todos los nutrientes y muchas veces la falta de algún oligoelemento es la causa de que las plantas en macetas mueran, puesto que se acaban algún oligoelemento de la tierra de la maceta y si no se renueva la tierra de vez en cuando la planta se ve privada de algún elemento vital en cantidades muy pequeñas, aunque tenga gran cantidad de materia orgánica o inorgánica para crecer. Los oligoelementos suelen ser esenciales para la función de algunas encimas que aprovechan la carga electrónica de diferentes elementos para llevar a cabo su función.

Algunos oligoelementos de los más comunes son el cobalto, el cobre, el cromo, el flúor, el hierro, manganeso, molibdeno, niquel, selenio, silicio, yodo o zinc. Algunos de ellos se necesitan en una cantidad “elevada”, como el Zinc 11 mg diarios, o el hierro 18 mg diarios, especialmente en los animales que usan el hierro como cofactor de la hemoglobina. Ambos se consideran elementos traza (un paso intermedio entre los elementos esenciales y los oligoelementos)

Por otro lado otros elementos como el yodo, que se necesita en unas cantidades de 150 microgramos/día el ser humano lo utiliza exclusivamente para la síntesis de las hormonas del tiroides y juega un rol en el sistema inmune. La deficiencia de este oligoelemento que se puede consumir con la sal (yodada) causa bocio, la tumefacción de la glándula tiroides.

Otro de los oligoelementos cuyas cantidades son más bajas, 45 microgramos/día, es el molibdeno, este elemento que se encuentra en gran cantidad en el agua de mar y forma parte de algunos enzimas puesto que es capaz de transferir átomos de oxígeno al agua.

Categorías: Bioquímica