Biología

Inicio Ecología, Microbiología Bacterias que modifican su entorno para sobrevivir: nuevos descubrimientos

Bacterias que modifican su entorno para sobrevivir: nuevos descubrimientos

Publicado por Ramón Contreras

El ser humano es la especie animal que es capaz de alterar su entorno de la forma más drástica. Con la construcción de ciudades, carreteras. Tanto es así que desde fuera del planeta tierra se pueden observar las modificaciones que esta especie ha realizado. Los gorilas, tan cercanos al ser humano, son capaces de usar herramientas y se preparan la cama con hojas pero modifican poco su medio. El honroso segundo lugar es para el castor (género Castor) que es capaz de formar las grandes presas con las que contiene las aguas de los río.

Portada de la revista Astrobiology, con la cristalización descubierta.

Portada de la revista Astrobiology, con la cristalización descubierta.

Pero, ¿qué pasa con los seres vivos más pequeños? ¿Son ellos capaces de alterar su entorno para sobrevivir? Un reciente descubrimiento demuestra que una bacteria, Escherichia coli, es capaz de modular la cristalización de la sal de una gota para sobrevivir a la deshidratación. No solo eso sino que es capaz, mediante la cristalización dirigida de crear una estructura protectora durante la hibernación hasta que vuelva el agua y pueda rehidratarse.

E. coli es una bacteria muy común en el tracto intestinal de los animales, además es capaz de vivir tanto en aguas como en suelos Puedes leer más sobre esta importantísima bacteria para la ciencia en el artículo que le dedicamos aquí .

El descubrimiento de esta capacidad de manipulación del entorno fue casi casual. El Doctor José María Gómez Gómez, del laboratorio de Investigación en Biomineralogía y Astrobiología (LBMARS) en Valladolid, España, lo descubrió en el microscopio de su casa. Después de tan afortunado encontronazo vinieron meses de pruebas de laboratorio, de microscopía tanto óptica como electrónica, que llevaron a su culminación con el artículo: Drying Bacterial Biosaline Patterns Capable of Vital Reanimation upon Rehydration: Novel Hibernating Biomineralogical Life Formations (José María Gómez-Gómez et al.), que ha sido portada de la revista Astrobiology, Volume 14, Number 7, 2014. El artículo (en inglés) está en format pdf libre en internet, y en él se pueden ver las fotografias y videos del experimento.

En el artículo el equipo de investigación demuestra que estas bacterias son capaces de favorecer determinadas cristalizaciones tridimensionales durante la desecación de una gota de agua salada. La bacteria forma así una película cristalina de iones salinos conjugados que mantiene a las células vivas, pero en estado de latencia.

Las moléculas de NaCl, sal, cristalizan normalmente formando cubos y cuadrados debido a las interacciones entre el sodio y el cloro. Pero cuando a una gota de agua salada se añade una bacteria el patrón de cristalización cambia. Desde el momento en que entra en contacto la bacteria empieza a interaccionar con la sal. De este modo las bacterias forman un complejo biosalino quiescente, que permite su posterior reanimación. Los procesos de biomineralización no eran desconocidos. Sin embargo, el hecho de que la bacteria al percibir una desecación ambiental modifique su entorno para sobrevivir ha sido documentado así por primera vez.

Descubrimientos como este no solo revelan más sobre la capacidad de las bacterias para resistir y sobrevivir en ambientes de condiciones extremas, sino que pueden servir a futuras expediciones extra terráqueas en busca de indicios de vida, tanto en la superficie de Marte como, por ejemplo en la luna Europa de Jupiter. Puedes leer más sobre la astrobiología en los artículos que le dedicamos aquí y aquí .

Categorías: Ecología, Microbiología