Biología

Inicio Genética Herencia genética mendeliana: Codominancia y su diferencia con la dominancia incompleta

Herencia genética mendeliana: Codominancia y su diferencia con la dominancia incompleta

Publicado por Ramón Contreras

La codominancia es un tipo de herencia genética en la que se expresan por igual dos alelos de un mismo gen. La evolución a dado lugar a gran número de formas en la que la genética puede influenciar en un carácter. Mendel, padre fundador de la genética, estableció sus tres leyes de la herencia genética a partir de características observables (el fenotipo). En sus trabajos relacionó lo que él veía con factores internos propios de cada individuo (lo que ahora conocemos como genes) y encontró un modelo matemático de como se heredan. Como enuncia su segunda ley, en un carácter de herencia simple el fenotipo observable es el fruto de la interacción de las dos versiones del gen que tiene un individuo (una copia que viene del padre y otra de la madre). Cuando una de las versiones, copias o alelos es dominante basta que el individuo presente una sola para que exprese esa característica. Por el contrario, un alelo recesivo necesitará que el individuo posea las dos copias o alelos iguales para expresar la característica. En la genética mendeliana simple cada gen contará solo con dos alelos. Por ejemplo, sus famosos guisantes eran verdes o amarillos. Los guisantes amarillos presentaban el alelo A, dominante. Mientras que los verdes contaban con el alelo a, recesivo. De esta manera, y como todos los individuos tienen 2 copias de cada gen, los individuos aa eran verdes y los AA y Aa eran amarillos.

Sin embargo, a veces un mismo gen cuenta con más de dos alelos. En realidad esto es lo más normal. Aunque a efectos prácticos se cuentan como el mismo alelo ya que muchos de estos alelos o variantes de un gen funcionan prácticamente igual. En cualquier caso, hay veces en las que existen más de 2 alelos funcionales. Como es el caso de los grupos sanguíneos humanos. En ellos encontramos los 3 alelos siguientes: A, B y 0 (cero). A y B son codominantes sobre 0. Esto quiere decir por un lado que un individuo deberá ser 00 para tener el fenotipo 0. Mientras que A0 y AA serán del grupo A y B0 y BB serán del grupo B. Pero,¿qué pasa con los individuos AB?

En un ejemplo de herencia simple los AB se considerarían A o B dependiendo del alelo dominante. Sin embargo, A y B son codominantes. Esto quiere decir que estos individuos poseen las características de un individuo A y de un individuo B al mismo tiempo. No es que tengan la mitad de cada uno es que se comportan igual que un individuo AA y que un individuo BB al mismo tiempo.

La codominancia también se puede dar en otros ejemplos, como en algunos casos determinados de coloración. Por ejemplo hay gallinas que tienen plumas blancas y negras, porque los genes que los controlan son codominantes. Mientras que si tuvieran una dominancia intermedia las plumas serían grises. Algo semejante pasa con algunas flores. Mientras que algunas cuentan con alelos con dominancia intermedia y sus flores son rosas (con los dominantes violeta y blanco) en otras flores el control está controlado por genes con codominancia y presentan flores con trozos de pétalos blancos y trozos violetas.

Lee más sobre otras herencias mendelianas que van más allá de los genes sencillos en los artículos que le dedicamos a la dominancia incompleta (aquí) o a la pleiotropía (aquí, próximamente). O sobre las 3 leyes de Mendel: , y .