Biología

Inicio Fisiología Animal Actividad del páncreas endocrino

Actividad del páncreas endocrino

Publicado por Ramón Contreras

El páncreas es un órgano impar que se encuentra entre las vísceras de los vertebrados. Con ella regulan el metabolismo entre los procesos de generación de energía y de consumo de la misma. El páncreas es pequeño en volumen, en el ser humano es alrededor del 1% del peso, sin embargo está constituido por diferentes tipos de células con funciones clave en la regulación de la digestión, la captación de nutrientes, su almacenamiento y su posterior liberación. Puedes leer más sobre la biología celular del órgano en su propio artículo aquí.

Para llevar a cabo esta regulación general del metabolismo el páncreas ha de liberar señales al torrente sanguíneo que le permita alcanzar a los diferentes efectores del sistema. Para ello sintetiza y libera diferentes hormonas a la sangre, que viajarán hasta órganos diversos. Esta actividad de comunicación y regulación del sistema es a la que llamamos la actividad endocrina del páncreas.

En el páncreas además de hormonas insulina y glucagón, podemos encontrar proteínas procedentes de la hidrólisis de proteínas grandes: proteína C, enzimáticas y péptidos reguladores como la somatostatina o el polipéptido pancreático.

El valor regulador del páncreas funciona a corto, medio y largo plazo. Cuando recibe señales del sistema digestivo empieza a sintetizar insulina. Con ella empezarán los procesos metabólicos para almacenar energía, la formación de glucógeno, lípidos y proteínas. En general decimos que estimula los procesos anabólicos e inhibe los catabólicos. La unión entre la hormona y su receptor incrementa al oferta de sustratos energéticos. Los componentes básicos son liberados con más facilidad, los azúcares, los aminoácidos o los ácidos grasos entran al torrente sanguíneo. Si la comida ha sido especialmente rica en proteínas el glucagón sera liberado por el páncreas para que la glucosa siga presente en la sangre de forma optima. Si los niveles de glucosa suben demasiado se activara la insulina para su internalización de nuevo.

A medio plazo el páncreas activará las rutas de almacenamiento de energía. Si cuando recibe la señal del sistema digestivo del aumento de nutrientes estimula la formación de nuevos componentes, a medio plazo serán las rutas metabólicas para el almacenamiento de energía las que se activarán. Estas rutas incluyen la lipogénesis, la formación de lípidos por parte de los adipocitos; la gluconeogénesis y la glucogénesis, ambas tienen lugar en el hígado. Con ellas las sustancias que había en el torrente sanguíneo son captadas e internalizadas en las células de almacenamiento que formarán sus moléculas respectivas.

Finalmente, a largo plazo, una vez el torrente sanguíneo ya no tenga sustancia energéticas procedentes de la alimentación liberará otras señales para estimular la síntesis de moléculas de soporte como son las proteínas. Además, inhibe la degradación de las mismas en el músculo.

La insulina y el glucagón son hormonas antagonistas, ambas secretadas por el páncreas y que se regulan mutuamente y regulan la actividad de a todos los niveles, desde los músculos hasta el estómago reciben señales desde el páncreas y modulan su actividad en base a ello. Puedes leer más sobre las hormonas relacionadas como glucógeno y insulina en sus propios artículos.

Categorías: Fisiología Animal