Biología

Inicio Biología celular Tipos de adipocitos y de tejido adiposo

Tipos de adipocitos y de tejido adiposo

Publicado por Ramón Contreras

Los adipocitos o lipocitos son el tipo celular propio del tejido graso. Se caracterizan por ser redondeados y presentar en su interior gotas de lípidos. Su tamaño es muy variable, dependiendo de la cantidad de grasa que almacenan pueden tener tamaños comprendidos entre las 15 y las 200 micras. Existen dos tipos de adipocitos, los blancos y los marrones. Cada uno de ellos presenta características propias que lo diferencian del otro. Además, dependiendo de la especie el porcentaje de un tipo o del otro varía con la edad o el sexo. Puedes leer más sobre el tejido adiposo en el artículo que le dedicamos aquí (próximamente).

Vista al microscopio de adipocitos blancos.

Vista al microscopio de adipocitos blancos.

Los adipocitos blancos son los más frecuentes en los seres humanos adultos. Se caracterizan por poseer una única gota de lípidos en su interior, que ocupa la gran mayoría del volumen celular. Es por esta gran gota que se denominan en ocasiones adipocitos uniloculares. Tal es el tamaño de los lípidos que almacena que el resto de los orgánulos celulares se ven desplazados a la periferia de la célula. Incluyendo el núcleo, que se aplana a causa de la presión de los lípidos. La grasa de su interior está formada principalmente por ésteres de colesterol y triglicéridos. Su consistencia es semilíquida. El número de adipocitos es constante en humanos adultos, al engordar el individuo aumenta el tamaño de las gotas lipídicas del interior, no se dividen. El tejido adiposo blanco es alrededor del 25% del peso corporal de humanos y principal reservorio de energía.

A pesar de provenir del tejido mesenquimatoso, el cual es rico en colágeno y otros compuestos de la matriz extracelular, en el tejido adiposo la matriz extracelular es casi inexistente. La vascularización de este tipo celular no es muy elevada. El origen celular de los adipocitos blancos son las células mesenquimáticas Myf5-.

Los lipocitos marrones tienen un origen y una función diferente a los blancos. Morfológicamente son poligonales y su tamaño está comprendido entre las 15 y las 60 micras, tan solo. Cubren todo el tejido adiposo marrón, sin casi matriz extracelular. En su interior los orgánulos también están desplazados hacia el exterior y pegados a la membrana, aunque en menor medida que en los lipocitos blancos. El núcleo conserva una forma más redondeada que en los blancos. En su interior se diferencian por que contienen varias gotas de lípidos de tamaño variable, en lugar de solo una grande. Además estos adipocitos, a diferencia de los lipocitos blancos, cuentan con un gran número de mitocondrias, que les otorga el color marrón. El tejido adiposo marrón está muy inervado por el sistema nervioso y altamente vascularizado. La proporción de peso de este tejido es muy baja. Este tipo celular se pierde en los adultos de muchas especies, entre ellos los humanos, mientras que las especies de mamífero de pequeño tamaño o os que hibernan, las conservan toda la vida con el fin de mantener sus cuerpos calientes. En humanos este tejido se encuentra tan solo en el feto y en los niños pequeños. La función de este tejido es la producción de calor. Para ello se desensambla la cadena de transporte de electrones para formar ATP, por lo que la energía se disipa en forma de calor.

La línea celular que dará lugar a los adipocitos marrones es diferente a la de los blancos. En su caso éstos derivan de las células mesenquimáticas Myf5+, línea celular que también dará lugar a las células musculares.

Categorías: Biología celular