Biología

Inicio Ecología, Manejo de recursos naturales Cuanta energía renovable usamos en el siglo XXI

Cuanta energía renovable usamos en el siglo XXI

Publicado por Ramón Contreras

Durante el último siglo (XX) la cantidad de energía que el ser humano consume se ha multiplicado por 20. Esto ha causado gran número de efectos entre los que encontramos una serie de problemas medio ambientales nunca vistos. El calentamiento global, la contaminación del aire, o el agujero de la capa de ozono son todo causas de un principio común, la contaminación generada por el ser humano es la primera vez que está alterando el mundo en los más de 400.000 que lleva sobre la faz de la tierra.

La principal causa de la contaminación es la quema de combustibles fósiles. En la actualidad esta fuente energética produce alrededor del 80% de las necesidades del ser humano. Puedes leer más sobre ella en su artículo fuentes de energía no renovables del siglo XXI aquí (próximamente). Para intentar revertir esta tendencia de destrucción se han llevado a cabo grandes avances en tecnología y en política. Una de estas iniciativas es la que impulsa el uso de energías renovables.

Ya hemos dicho que la quema de combustibles fósiles (petróleo, gas y carbón) son la base energética de la sociedad moderna. El resto de fuentes de energía son casi despreciables en comparación. La quema de biomasa tradicional, leña y carbón vegetal para uso doméstico suponen el 7,5% del total. Esto es así porque hay que tener en cuenta que grandes regiones del planeta todavía usan esta fuente para calentar sus casas y cocinar. Aún así, la biomasa tradicional es en cierta medida una fuente renovable, puesto que al usar la leña de forma responsable podemos seguir empleando la que se va produciendo cada año.

A continuación en orden de importancia y bastante más atrás encontramos la biomasa, la energía geotérmica y la solar térmica con el 4,2%. Estas fuentes de energía que emplean el calor contenido en el centro de la tierra o proveniente del sol para calentar un fluido que hace mover un motor es una de las más sostenibles. Esta fuente de energía que normalmente no está en los informativos es fácilmente utilizable y no requiere almacenamiento durante la noche (en el caso de la geotérmica) puesto que es constante. A continuación tenemos la hidráulica con el 3,6% que como la anterior es una de las grandes olvidadas de las renovables. Los ríos y sobretodo el mar pueden ofrecer una fuente de energía renovable continua (no dependiente del Sol) que puede ayudar a reducir el uso de combustibles fósiles. El principal problema de esta energía a nivel global es la desertización que estamos sufriendo, y los cambios en la línea de costa que se espera que pasen en los próximos años a nivel planetario.

Finalmente encontramos las renovables más conocidas o las que más salen en las noticias sobre energía verde: eólica, solar, suponen el 2% del total de energía anual y el biocombustible con el 1% especialmente usado en transporte. El porcentaje de cada fuente de energía depende del país, por supuesto. En Europa por ejemplo es común que la energía renovable llegue a ser cerca del 40% de la energía utilizada. Mientras que en los países en vías de desarrollo es casi inexistente. Debido a que estos últimos son los que están creciendo más a nivel industrial su contribución a la energía usada también es mayor.

Categorías: Ecología, Manejo de recursos naturales