Biología

Inicio Botánica Por qué mayo es el mes de las flores

Por qué mayo es el mes de las flores

Publicado por Ramón Contreras

Mayo es el mes de las flores y por eso queremos cerrar el mes hablando un poco de flores y de su florecimiento. Durante este mes el hemisferio Norte se llena de flores, la primavera en pleno auge efervescente irrumpe en campos y montañas para llenar la vista de colores y aromas. La vida dormida durante el invierno vuelve con las flores y todos los insectos y animales salen de sus madrigueras para empezar de nuevo el ciclo de la vida.

Aunque el origen del conocimiento popular de que mayo es el mes de las flores no está claro, hay ciertas hipótesis que lo asocian a la diosa romana Maya o Maia, de la que se supone que deriva el nombre de mayo. Es la diosa de la primavera y el crecimiento, todo muy relacionado con la floración. De hecho son muchas las flores de mayo, desde dalias, tulipanes, narcisos y hortensias, hasta margaritas, camelias, geranios, etc. Aunque el rey de las flores del mes es sin duda el lirio. Por otro lado, ayer mismo hablamos de la flor nacional de Colombia “flor de mayo” o “lirio de mayo” que a pesar de su nombre es en realidad una orquídea y florece de forma natural por este tiempo.

Durante todo el año podemos encontrar plantas que florecen. Es más frecuente que florezcan en primavera por la abundancia de agua, luz solar y temperaturas moderadas. Es por eso que en mayo, cuando la primavera está bien entrada y ha dado tiempo a que se desarrollen los capullos, es cuando aparecen la mayor cantidad de flores. Durante este mes la competición por los polinizadores puede ser muy intensa, con tantas flores donde elegir. Esa es una de las razones de que otras plantas prefieran florecer en otro momento, como a finales de verano, o incluso hay quien florece en invierno (como la planta de Navidad).

Las hortensias son flores casi anuales que florecen durante el mes de mayo

Las plantas tienen un sistema excepcional para medir la luz del sol, y no solo las horas de insolación, que para eso basta con tener ojos. No, las plantas miden la calidad de la luz. Las hojas captan normalmente longitudes de onda de la luz para realizar la fotosíntesis, en los cloroplastos. Pero también cuentan con otros fotorreceptores, moléculas que se activan a diferentes longitudes de onda, que se activarán más o menos dependiendo de la incidencia del sol sobre la planta. Básicamente, cuando el sol incide de forma oblicua sobre la tierra se activan unos y cuando incide de forma perpendicular se activan otros. Gracias a este sentido tan fino las plantas saben anticiparse a cuando vendrán los largos días de verano. La evolución las ha dotado de un sistema que se anticipa al buen tiempo para empezar a crecer y así cuando los insectos y otros polinizadores tienen unas condiciones de temperatura y humedad óptimas para vivir las plantas con flor están listas para darles alimento a cambio de que diseminen su polen.

En Laguia2000.com ya hemos hablado de los mecanismos moleculares que emplean las plantas para detectar que pueden florecer, en dos artículos denominados Cómo se activa la floración y ¿Cómo saben las plantas que llega la primavera?