Biología

Inicio Botánica Plantas suculentas

Plantas suculentas

Publicado por Ramón Contreras

Las plantas suculentas son aquellas que está adaptadas a climas rigurosos en los que el agua es un bien escaso. Lo siento, aunque se llamen suculentas ninguna de ellas es especialmente sabrosa. El nombre lo reciben por el aspecto de sus hojas, gruesas y rígidas, que son muy jugosas, porque contienen mucha agua en su interior. A las plantas suculentas también se las conoce como plantas crassas, debido a que gran parte de ellas pertenecen a la familia Crassulaceae, las crasuláceas.

Aeonium arboreum en un jardín de plantas suculentas.

Aeonium arboreum en un jardín de plantas suculentas.

Filogenia e historia evolutiva: Las plantas suculentas no pertenecen a un único grupo taxonómico. Están distribuidas en más de media docena de familias de un número igual de Ordenes. Hay varios miles de especies de estas familias, algunas de ellas con gran éxito evolutivo. Por nombrar algunas de las familias de plantas suculentas más conocidas, encontramos a las cactáceas, los cactus (nombre científico Cactaceae) que contiene algo más de 1.600 especies. Las Crasuláceas (Crasulaceae) en la que se han descrito alrededor de 1.300 especies. Las Euforbiáceas, también llamadas euforbias (Euphorbiaceae) con un número superior a las 1.000 especies, aunque la capacidad de esta familia de hibridación entre especies complica su taxonomía. Finalmente nombremos a las, algo menos conocidas, Aizoáceas (la familia taxonómica Aizoaceae) con más de 2.000 especies. Con menos de 500 especies encontramos a las familias Apocynaceae, Asphodelaceae y a las Agaveaceae (los agaves).

Descripción:La característica principal de este grupo es que sus hojas, tallo y raramente la raíz están modificadas para almacenar gran cantidad de agua en su interior. Puedes leer las características anatómicas de este grupo en el artículo que le dedicamos en exclusiva al tema aquí.

Distribución y hábitat: podemos encontrar plantas crasas en todo el mundo. En todos los entornos áridos alrededor del mundo las plantas han evolucionado con estrategias para soportar la falta de agua y muchas de ellas han optado por convertirse en plantas suculentas (evolución convergente). Esto les ha permitido introducirse en ambientes en los que cuentan con muy poca competencia. Los agaves, por ejemplo, son propias del norte de América, mientras que los cactus están distribuidos por todo el continente. Las Crasuláceas y las Euforbiáceas por otro lado tienen una distribución natural mundial. En la actualidad este tipo de plantas tienen un gran éxito en el paisajismo y en la decoración de interiores, puesto que estas plantas crecen muy bien con pocos cuidados y casi sin regar (2 o 3 veces al mes). Por el contrario la mayoría de ellas necesitan una buena iluminación, al menos durante una parte del día. El único inconveniente de estas plantas es que al contener mucha agua sus hojas soportan mal las temperaturas por debajo de los 5ºC, por lo que se recomienda tenerlas en interiores durante los meses de invierno.

Interacción con el ser humano: como ya hemos comentado las plantas suculentas son una gran opción para jardines y decoración de una casa por su escaso mantenimiento. Citaremos solamente a la flor de Pascua (Euphorbia pulcherrima) o Aeonium arboreum y todos los áloes. Además su reproducción por esqueje, permite que se pueden hacer muchas plantas en poco tiempo. En otro orden de cosas pocas de ellas son de interés comercial. Dentro del grupo del agave podemos encontrar aquellas de las que se extrae el tequila y de algunos áloes se extraen compuestos activos para la industria farmacéutica.

Categorías: Botánica