Biología

Inicio Zoología Rotíferos

Rotíferos

Publicado por Ramón Contreras

Los rotíferos son un Filo de animales casi desconocidos. Su pequeño tamaño, son microscópicos, hizo que no fueran descubiertos hasta que las técnicas de microscopía se desarrollaron. Fueron descritos por primera vez por el inglés John Harris, que los dibujo a partir de sus observaciones, que todavía se conservan, en 1703. Estos pequeños seres son considerados como grandes depredadores en su hábitat el plancton.

El aparato masticador de rotiferos, en el extremo, es un caracter taxonómico en estos animales

El aparato masticador de rotiferos, en el extremo, es un caracter taxonómico en estos animales

Filogenia e historia evolutiva: dentro del Reino animal (Animalia), los rotíferos forman el Filo taxonómico Rotifera, que se encuentra al mismo nivel que los cordados o los artrópodos. Dentro del Filo se han clasificado en tres clases: Seisonidea, Bdelloidea y Monogononta. Repartidas en estas clases se encuentran clasificadas las 1.900 especies conocidas de rotíferos. Dentro de la Clase Monogononta se incluyen alrededor de 1.600 de todas las especies, repartidas en 3 órdenes y 95 géneros. La clase Seisonidea, con solo un orden (Seisonida) que cuenta con una familia (seisonidae) cuenta con solo 3 especies en dos géneros (Paraseison y Seison). Finalmente la clase Bdelloidea engloba unas 300 especies, dividias en 4 familias (Adinetidae, Habrotrochidae, Philodinavidae, Philodinidae) del Orden Bdelloida.

Descripción: los rotíferos son eucariotas, microscópicos, de vida libre y unos pocos coloniales. Su tamaño oscila entre los 0,3 mm de longitud. Son vermiformes y poseen dientes para anclar a su presa mientras la succionan. Se pueden alimentar tanto de bacterias como de algas microscópicas o multicelulares. Su sistema masticador está muy adaptado a la dieta de cada especie, tanto es así que se utiliza como carácter taxonómico. A parte de los dientes tienen un sistema digestivo muy rudimentario.

Una de las características más notorias es la poca frecuencia de machos en sus poblaciones. Normalmente las hembras se reproducen por partenogénesis y solo aparecen machos en épocas de condiciones adversas. Las hembras pueden vivir varias generaciones partenogenéticas, formando huevos amícticos). Cuando empiezan las condiciones desfavorables los huevos no fecundados (mícticos) darán machos. Éstos fecundarán los huevos de la siguiente generación, que quedarán enquistados para sobrevivir a las malas condiciones, comúnmente el invierno.

Distribución y hábitat:Los rotíferos necesitan el agua para vivir. Tanto en el agua salada del mar, donde son depredadores del plancton, como en el agua dulce e incluso en la tierra húmeda, donde también cazan algas microscópicas. Los rotíferos son muy adaptables y se pueden encontrar las mismas especies tanto en América o Australia como en Europa o Asia. Algunas especies son capaces de enquistar sus huevos para sobrevivir a los periodos de sequía. Existen especies tanto sésiles como nadadoras. Los rotíferos nadadores forman parte del zooplancton y son un eslabón indispensable para la cadena trófica de los ambientes marinos, pues son depredadores voraces.

Interacción con el ser humano: En Japón desde la década de 1960 se estudia la viabilidad del cultivo de estos seres como fuente de materia orgánica alimenticia de peces y crustáceos de granja para el consumo humano y otros de animales, debido a las fáciles condiciones de crecimiento y su rápido crecimiento exponencial. En este ámbito el departamento de pesca y acuicultura de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) se considera la especie Brachionus plicatilis como el mejor candidato para este fin. Además su presencia en aguas para consumo humano es utilizada como bioindicador de materia orgánica en el agua.

Categorías: Zoología