Biología

Inicio Zoología Pingüinos

Pingüinos

Publicado por Ramón Contreras

Los pingüinos son unas de esas pocas aves que han perdido la característica más significativa del grupo. Al igual que las avestruces o los kiwis, los pingüinos no vuelan. Mientras que las avestruces son las grandes corredoras dentro de las aves, los pingüinos se han especializado en bucear en aguas heladas del polo Sur. No son las únicas aves que viven en el mar, pero sí las más adaptadas. De hecho han perdido la capacidad de volar puesto que han transformado en gran medida sus alas en aletas para ayudarse a bucear.

Filogenia e historia evolutiva: Los pingüinos son un grupo muy extenso, está formado por 18 especies distribuidas en 6 géneros. Ha sido muy recientemente, durante 2019 y 2020, que se secuenció el ADN de todos los pingüinos para establecer sus relaciones filogenéticas. Antes se pensaba que los pingüinos emperador y rey, los más grandes, estaban no relacionados con los otros, pero el estudio genético revelo lo contrario. Todos los pingüinos forman la familia taxonómica Spheniscidae. Los géneros son Aptenodytes (3 especies de pingüinos de pico largo, son los de mayor tamaño), Eudyptes (7 especies crestadas), Eudyptula (1 especie caracterízada por su pequeño tamaño), Megadyptes (2amarillos), Pygoscelis (pequeños sin cresta), Spheniscus (4 especies, con pico en forma de cuña). Su clase en Aves y su Orden Sphenisciformes (del que son la única familia).

Descripción física: Los pingüinos se caracterizan por sus adaptaciones al agua. Su plumaje ha cambiado enormemente, está formado por 3 capas y es muy corto y denso, para protegerles del frío del agua. Sus alas se han transformado en aletas, las otras aves que se han adaptado al buceo se impulsan principalmente con las patas traseras. Tienen un sistema sanguíneo muy bueno para evitar la pérdida de calor por las finas aletas y pies. Tanto que las especies de regiones templadas se sobrecalientan y han tenido que perder las plumas de regiones del rostro para enfriarse. Su mioglobina es especialmente buena reteniendo oxígeno para poder pasar más tiempo bajo el agua donde cazan peces para alimentarse y a su polluelo que el otro miembro de la pareja guarda en grandes colonias de pingüinos en la costa.

Distribución y hábitat: Los pingüinos son exclusivos del hemisferio sur. Los pingüinos de mayor tamaño viven en las zonas más frías, mientras que las más pequeñas habitan en las regiones templadas de Argentina y Australia. Los más lejanos son los de las Galápagos casi en el ecuador, mientras que el resto de especies prefieren aguas más frías. La mayoría de especies viven alrededor de la Antártida o en las islas próximas.

Interacción con el ser humano: La lejanía de los pingüinos no ha hecho que el ser humano no afecte a su hábitat. Sin embargo, el principal problema es la falta de alimento en el mar. En la Antártida suponen el 80% de los vertebrados. Su presencia se considera un síntoma de buena salud del ecosistema. El calentamiento global pone en peligro el hábitat helado en la que viven la mayoría de especies.

Categorías: Zoología