Biología

Inicio Zoología Luciérnagas, esos bichitos que hacen luz fría

Luciérnagas, esos bichitos que hacen luz fría

Publicado por Ramón Contreras

Las luciérnagas son unos pequeños insectos nocturnos. El principal atractivo de estos habitantes de la noche es que son capaces de generar su propia luz para atraer a sus parejas en la noche. Cada especie tiene un complejo código de destellos, que varían en intensidad y frecuencia, para reconocer se entre los individuos de la misma especie de noche.

Filogenia e historia evolutiva: hay descritas alrededor de 2000 especies. Aunque algunas de ellas se han clasificado solas en su propio género debido a la falta de datos para una taxonomía correcta. Indistintamente, todas ellas pertenecientes a la familia taxonómica Lampyridae. Esta familia se puede dividir en 8 subfamilias que engloban más de 30 géneros. Las luciérnagas son en realidad escarabajos, pertenecen al orden Coleoptera. Debido a la enorme complejidad taxonómica de los coleópteros las luciérnagas se clasifican dentro de este Orden en el suborden Polyphaga, el infraorden Elateriformia y la Superfamilia Elateroidea sucesivamente. Lee más de los escarabajos aquí. Finalmente, como todos los coleópteros, pertenecen a la Clase Insecta del Filo Arthopoda, del Reino Animalia.

Magnífica foto de  Takaaki Ishikawa de luciérnagas en los bosques de Japón.

Magnífica foto de Takaaki Ishikawa de luciérnagas en los bosques de Japón.

Descripción: Las luciérnagas tienen todas las características generales de los coleópteros. Son animales de pequeño tamaño, alcanzando los 2 centímetros y medio las especies de mayor tamaño. Su ciclo de vida se completa en unos 2 meses. En este tiempo la larva crece y muda, hasta transformarse en un adulto (mediante una metamorfosis completa). La alimentación de las larvas es más extensa, son omnívoros, mientras que los adultos suelen alimentarse exclusivamente de néctar o polen, o, algunas especies, no comen nada. Las luciérnagas nocturnas se caracterizan por unos grandes ojos. Existen unas pocas especies de luciérnagas sin capacidad bioluminiscente, éstas son de hábitos diurnos y sus ojos no están tan desarrollados. Ambos grupos presentan alas en estado adulto y son voladores.

Tanto los adultos como las larvas son capaces de generar luz. Se cree que esto es para una función defensiva que intenta alejar a posibles depredadores. Además en el caso de los adultos sirve como referencia para encontrar pareja. Aprende como son capaces de generar luz gracias a un enzima exclusivo denominado luciferasa, aquí .

Distribución y hábitat: La gran cantidad de especies de luciérnagas viven todas en climas cálidos, en regiones templadas de todo el globo. Es frecuente encontrarlas en zonas de humedales o en sus cercanías, como los grandes humedales tropicales de Asia y América. En Asia algunas especies han desarrollado una dependencia tan grande del agua que son acuáticas estrictas. Son comunes en todo el globo en zonas con, desde grandes pantanos a pequeños humedales. Como sus hábitos son nocturnos, pasan el día enterradas o bajo algún tronco, saliendo exclusivamente de noche.

Interacción con el ser humano: Las luciérnagas siempre han fascinado al hombre. Su capacidad de generar luz ha intrigado desde el principio de los tiempos al ser humano. En la actualidad se emplea la luciferasa en estudios científicos como marcador de otras moléculas a la que se asocia artificialmente. Gracias a ella se puede cuantificar la síntesis de proteína en sistemas in vitro, es decir, se emplea como chivato de una reacción que no produce luz para poder cuantificarla. Algunas especies de luciérnagas están en un estado de conservación crítico según el UICN. EN Méjico se encuentran alrededor de 160 especies, de las que más de 80 son endémicas, exclusivas de su región.

Categorías: Zoología