Biología

Inicio Evolución, Zoología Los sírfidos, las moscas que parecen abejas y avispas

Los sírfidos, las moscas que parecen abejas y avispas

Publicado por Ramón Contreras

Todos tenemos claro que cuando vemos a un insecto volando con los colores amarillo y negro no hay que jugar mucho con él. Posiblemente estemos frente a una abeja o una avispa y el pinchazo de su aguijón puede ser especialmente doloroso, e incluso letal. Sin embargo, no todas las especies de abejas tienen aguijón y además podemos encontrarnos otros animales con los mismos colores. Un grupo casi tan extenso como las propias avispas y abejas y que tiene prácticamente los mismos colores se clasifica dentro de las moscas.

Aunque no lo creas estás mirando una mosca y no una avispa

 

Sí, has oído bien. Los sírfidos son una familia taxonómica (Syrphidae) de moscas que han decidido camuflarse o hacerse pasar por abejas y avispas. De esta manera consiguen que muchos menos depredadores les molesten, puesto que no solo los humanos sabemos lo que es la picada de una abeja o una avispa. Para ello algunos de los géneros de moscas han optado por mimetizarse con una especie concreta de abeja o avispa, y tienen un patrón de bandas muy similar. Por otro lado, otras especies de sírfidos tienen solo los colores amarillos y negros sin tener un patrón especialmente parecido a otras especies. Mientras que las abejas y las avispas usan el patrón amarillo o rojo y negro para advertir a otros animales de su peligrosidad, las moscas han copiado estos patrones para ocultarse al amparo de la “fama” de los himenópteros. En biología a este tipo de similitud se le llama mimetismo batesiano y lo tienen especies no peligrosas para parecerse a otras que sí lo son. El mimetismo es una de las formas que tienen los insectos de defenderse de sus depredadores, para saber más lee los artículos que le dedicamos al tema aquí y aquí.

Los sírfidos son un grupo de moscas de gran utilidad biológica. En contra de las moscas que usan materia orgánica en descomposición, los sírfidos se alimentan del néctar que liban de las flores. En este aspecto también se parecen a las abejas y junto con ellas son de los principales polinizadores que tiene la naturaleza. La familia Syrphidae cuenta con más de 6.000 especies, de las que todavía quedan muchas sin estudiar más allá de su taxonomía y su hábitat. Pero no solo por ser grandes polinizadores son beneficiosos en nuestros campos y huertos. Las larvas de estas moscas son voraces comedores de otros insectos que descontrolados pueden afectar a los cultivos hasta ser una plaga. Aunque las larvas solo tardan unos 10 o 12 días en hacer la metamorfosis durante ese tiempo se supone que comerán miles de pulgones o larvas de trips. Gracias a sus poderosas mandíbulas pueden arrancar los pulgones que están chupando savia del tronco de las plantas.

Los sírfidos además tienen una forma de volar muy similar a las abejas y avispas. La imitación es muy convincente. Mientras que el vuelo de una mosca de otras familias es errático o en círculos y fácilmente reconocible, los sírfidos también se asemejan en el vuelo a los insectos que copia. Como abejas y avispas son capaces de hacer un vuelo estático, fundamental para poder alimentarse de las flores. Así que ya sabes, tal vez la próxima vez que creas ver una avispa tal vez solo sea una mosca que ha conseguido engañarte.