Biología

Inicio Zoología Los pulpos

Los pulpos

Publicado por Ramón Contreras

El pulpo es un invertebrado marino. Estos animales resultan fascinantes no solo porque se dice que tiene uno de los mejores cerebros del mundo. Sino, y mucho más frecuentemente, por la capacidad de cambiar de color para camuflarse con el entorno, de algunas de sus especies o las chorros de tinta que tiran para despistar a sus depredadores. Puedes leer más sobre los invertebrados aquí .

Los pulpos de la familia Hapalochlaena, tienen vistosos anillos azules que ayuda a reconocerlos, puesto que son venenosos.

Los pulpos de la familia Hapalochlaena, tienen vistosos anillos azules que ayuda a reconocerlos, puesto que son venenosos.

Filogenia e historia evolutiva: el nombre científico de los pulpos es Octopoda y forman un Orden dentro de la Clase Cephalopoda, los cefalópodos. Los pulpos comparten el taxón con calamares y sepias. Dentro del filo Mollusca, curiosamente los cefalópodos y especialmente los pulpos son los moluscos que han visto su concha reducida, el suborden de octópodos Incirrina, o desaparecida, el suborden cirrina, dentro del cual se encuentran los pulpos comunes. La especie más común de pulpo se llama Octopus vulgaris, de la Familia Octopodidae (que comprende unas 300 especies, la mitad de las especies de cefalópodos). Es remarcable el hecho que el género Octopus presente 100 especies (un sexto de las especies de cefalópodos). Los pulpos y sepias son un orden relativamente moderno (60 millones de años) dentro de los cefalópodos (500 millones de años).

Descripción: Los pulpos poseen 8 brazos con ventosas que se reúnen alrededor de su boca en pico de loro. Sus dos ojos saltones situados un poco más arriba es lo único que sobresale de su ovalada cabeza. Los pulpos son cazadores de peces y otros moluscos, crustáceos y bivalvos que parten con sus potentes brazos y picos. Dependiendo de las especies es notable su habilidad para cambiar los pigmentos de su piel, su textura o su posición para mimetizarse con el ambiente. Los pulpos de ambientes costeros tienen un depósito de tinta para dejar ciego a los grandes peces que se alimentan de él, como el congrio. Cuando es descubierto el pulpo arroja su tinta al agua dejando una cortina de negrura infranqueable y entonces escapa a gran velocidad gracias al sifón de agua a presión que tiene. Dependiendo de la especie pueden pesar desde algunos cientos de gramos hasta rozar los 70 kilos de la especie Enteroctopus dofleini, del Pacífico Norte.

Puedes saber más sobre el ciclo de vida de los pulpos en nuestro artículo aquí o de su increible inteligencia aquí.

Distribución y hábitat: los datos parecen indicar que el origen de los pulpos se encontraba en el Antártico, pero al enfriarse este (hace 30 millones de años) emigraron a mares más cálidos esparciéndose por el atlántico, donde habitan un mayor número de especies, hasta Indonesia. Los pulpos habitan en zonas cercanas a la costa y en profundidades marinas a las que no llega la luz del sol, lo que fvorece sus hábitos de caza nocturnos. Preferiblemente vive en zonas rocosas con cavidades que usa como madriguera para proteger su puesta o a sí mismo de los depredadores.

Interacción con el ser humano: algunas especies de pulpo sí están en peligro de conservación según la valoración de la UICN debido principalmente a su caza. La inteligencia del pulpo para resolver puzles ha atraído siempre al ser humano y aunque es tímido en la primera impresión un buceador que demuestre que es inofensivo podrá entretenerse con un pulpo muy de cerca.

Categorías: Zoología

3 comentarios para “Los pulpos”