Biología

Inicio Anatomía animal, Zoología IgNobel de biología 2022: Cómo afecta el estreñimiento a la vida sexual de los escorpiones

IgNobel de biología 2022: Cómo afecta el estreñimiento a la vida sexual de los escorpiones

Publicado por Ramón Contreras

Se acaban de publicar los premios IgNobel del año 2022. Para quien no esté al tanto de qué significan estos premios, o pretenden ser, unas antípodas de los prestigiosos premios Nobel. En este caso, los IgNobel son premios que se otorgan a los estudios con más descabellados o absurdos que se hayan publicado ese año. Por ejemplo, hace unos años (2017) un IgNobel recayó en un estudio que comprobó que caminando hacia atrás el café en la taza o el vino en la copa tipo borgoña se evitan derrames debido a la dinámica de fluidos. Obviamente, el estudio recuerda que caminar hacia atrás da lugar a más tropiezos que pueden causar derrames, pero derramar lo que se dice derramar, lo harás menos. Este estudio profundiza en la dinámica de fluidos partiendo de una premisa sencilla, pero desarrollando una matemática compleja que posibilitará otros estudios sobre fluidos posteriores.

El estudio se llevó a cabo con la especie Ananteris balzani

Volviendo a los IgNobel 2022, este año el IgNobel de biología (porque no hay Nobel de biología, pero los IgNobel se pueden dar en cualquier campo) ha sido para un estudio en escorpiones. Nada relacionado con el veneno, su letalidad, su ecología o sobre si están en peligro. El estudio se ha centrado en el estreñimiento de los escorpiones y en cómo afecta en su reproducción.

Los escorpiones, como otros animales, puede deshacerse de partes de su cuerpo para huir de depredadores en un proceso llamado autotomía. En el caso de los escorpiones, pueden dejar atrás hasta el 25% de su cuerpo en una de las autotomías más extremas de la naturaleza. Todo sea para despistar con los movimientos de la cola a los depredadores. Mientras que otros seres vivos son capaces de regenerar las partes seccionadas, los escorpiones no han desarrollado esa capacidad. Cuando cortan su cola también pierden su último segmento del abdomen. En ese segmento se encuentra el ano y, por lo tanto, los escorpiones dejan de poder defecar cuando se deshacen de la cola. Eventualmente, la imposibilidad de excretar los productos de deshecho llevarán a los escorpiones a la muerte. Además, la pérdida de su parte trasera les impide moverse con normalidad, por lo que encontrar pareja en esas circunstancias les resultará más difícil, cuando tienen ya los días contados. En realidad, todavía pueden sobrevivir varios meses sin cola, dándoles tiempo a encontrar pareja. Este estudio demuestra que los escorpiones machos sometidos a estrés, que es cuando se deshacen de su cola, son los más afectados por la pérdida. Mientras que en los experimentos a corto plazo, machos y hembras eran capaces de mantener una velocidad similar a la que tenían con el cuerpo entero, a largo plazo el macho se vuelve más lento que la hembra. Este estudio sirve como aproximación y comprobación de la viabilidad de una especie que que quita un cuarto del cuerpo y todavía puede sobrevivir.

Como conclusión queremos anotar que no hay preguntas tontas, ni investigaciones inútiles. El avance de la ciencia toma mucho de la inventiva y la genialidad de buscar fuera de lo establecido. Los premios IgNobel, que otorga la Universidad de Harvard, cumplen la labor de visibilizar estudios creativos sobre temas complejos, por lo que deben ser alabados y no menospreciados. Toda la ciencia, sobre todo la que no sabemos a donde nos llevará, tiene la potencialidad de hacernos avanzar.