Biología

Inicio Etología Cómo afecta la primavera a los animales

Cómo afecta la primavera a los animales

Publicado por Ramón Contreras

En el planeta son muchos los animales, y la casi totalidad de las plantas, que acompasan su ciclo vital con las estaciones de la Tierra. Puedes leer más sobre cómo reaccionan los vegetales a la primavera en su artículo aquí (próximamente). Los animales que viven en las latitudes más cercanas al ecuador no se ven tan influenciados por los cambios de estación, donde son casi inexistentes. Sin embargo, desde los trópicos de cáncer y capricornio hasta los polos los cambios en el entorno son patentes y en ocasiones muy drásticos. La temporada de monzones o los seis meses de oscuridad, que ocurren en los trópicos y en los polos dan cuenta de las variaciones más extremas que se pueden encontrar.

La primavera es la época de migrar para muchas aves.

La primavera es la época de migrar para muchas aves.

En aquellas regiones donde las estaciones están bien delimitadas los seres vivos se han adaptado a estos cambios para obtener la mayor eficiencia biológica posible. En los climas fríos muchos animales optan por hibernar durante la estación fría. No obstante en los polos, los pocos animales que viven en ellos, no hibernan porque podrían quedarse congelados. Con la llegada de la primavera, los durmientes se despiertan (la mayoría de invertebrados terrestres, anfibios, muchos reptiles y solo algunos pocos mamíferos), muchas especies cambian su pelaje o plumaje, las manadas se reúnen y es el momento de la interacción social para muchas especies tanto de carnívoros como de herbívoros.

TLos insectos y otros artrópodos aprovechan la primavera y el aumento de alimento que esta conlleva para llevar a cabo la muda de su piel. La metamorfosis de los insectos tiene lugar a lo largo de la primavera, estando los adultos preparados para reproducirse en verano y otoño.

Observaciones de pájaros en cautividad de especies migratorias han revelado que los individuos se encuentran mucho más inquietos durante esta temporada, cuando deberían estar volando centenares de kilómetros diarios. Estos cambios en el entorno son percibidos por los seres vivos y ejercen su influencia en la síntesis de diversas hormonas, que activarán los comportamientos propios de la primavera.

La primavera es un tiempo de lluvias y temperaturas progresivamente más cálidas. Los vegetales empiezan a brotar de nuevo y, en consecuencia, los herbívoros tienen mayor alimento. Dependiendo del tiempo de gestación o incubación de los huevos la época de celo de muchos animales salvajes varia para hacer coincidir el nacimiento de las crías con la llegada de la primavera. Por su parte los carnívoros suelen acompasar sus épocas de cría con la de sus presas más frecuentes, de tal forma que tienen más presas para alimentar a sus retoños.

La bonanza alimenticia permite dedicar menos tiempo a la búsqueda de comida y dedicarlo al cuidado de las crías. Además permite a las hembras almacenar más grasa con la que nutrir a sus crías, en el caso de los mamíferos. Las aves tanto si son granívoras como insectívoras aprovechan la primavera para nutrir a sus polluelos, que todavía no pueden volar.

El aumento del alimento permite que un mayor número de individuos puedan vivir en el mismo lugar. Es por esto que muchas especies se reúnen en grupos sociales de hasta miles de individuos, entre las aves, en esta época del año. También, para muchas aves y mamíferos es el momento de migrar hacia regiones más frías, después de pasar el invierno en zonas cálidas y no congeladas.

Todos estos cambios en el comportamiento de los animales vienen dados por cambios hormonales. puedes leer más sobre como perciben estos cambios y las hormonas implicadas en ellos en el artículo que le dedicamos aquí (próximamente).

Categorías: Etología