Biología

Inicio Zoología El Tero, el ave nacional de Uruguay, el avefría americana

El Tero, el ave nacional de Uruguay, el avefría americana

Publicado por Ramón Contreras

Hoy toca hablar del Tero, leque, avefría, alcaraván o teru teru, el ave nacional de Uruguay. Es un ave extendida por toda América del Sur con 4 subespecies diferentes. En Uruguay no solo es el animal nacional, sino que también es el símbolo de su equipo de rugby, al que se conoce como “los teros”. Es un animal de porte elegante y muy territorial que no duda en enfrentarse a animales mayores para intentar asustarlos y alejarlos de su nido. Es muy común verlo en campos de hierba baja y posiblemente puedas verlo en los grandes campos de rugby de Uruguay antes de los partidos, ¿irán a animar a su equipo?

Un tero por encima de las hierbas altas gracias a sus patas zancudas

Filogenia e historia evolutiva: El nombre científico del tero o treile es Vanellus chilensis, sus 4 subespecies reciben el apelativo de cayennensis, fratensis, lampronotus o chilensis. El género Vanellus se conoce como aves frías y sus 24 especies están distribuidas por todo el mundo. Forman parte de la Familia Charadriidae, de la que representan un tercio de sus especies y comparten con chorlitos y chorlotejos. El Orden Charadriiformes (las aves caradriformes) en el que se incluye el tero son aves que de una manera u otra se relacionan con el agua, ya sea dulce o salada. Finalmente, forman parte de la Clase Aves, del Filo Chordata.

Descripción física: Son aves de tamaño mediano con largas patas zancudas. Su cabeza es estrecha y tiene una cresta gris característica. El rojo en el pico y en los ojos son características diferenciales para las subespecies. El cuerpo de colores verdosos o grises con pecho negro y una línea que le llega hasta el rostro y vientre blanco hace que sea muy fácil de identificar. Como característica adicional posee espolones en el codo de las alas, con el que ataca a los invasores de su territorio, que guarda con celo durante el mes que dura la puesta de los 4 huevos. Los polluelos al romper el huevo tienen ya plumaje y se pueden valer casi completamente por sí mismos, pudiendo escapar del peligro en caso necesario (como de las serpientes que los depredan). Su pico es rojizo y corto, ideal para su alimentación a base de insectos, tallos verdes de hierba y pequeños invertebrados.

Distribución y hábitat: Como ya hemos dicho, los teros se relacionan con el agua, suelen vivir en zonas arenosas, lodosas o de pastos con mucha humedad (donde sus largas patas impedirán que se hundan y les permitirán ver por encima de la hierba baja). En cuanto a su distribución, las 4 subespecies comparten áreas, pero cada una se encuentra a una latitud diferente. Los colombianos, uruguayos y paraguayos pueden verlos en todo su territorio, mientras que se puede avistar en Costa Rica, Ecuador, Bolivia, Brasil, Chile, Venezuela, Perú y Argentina.

Interacción con el ser humano: Aunque no son aves amenazadas por la extinción, según la UICN su área de distribución se ha visto afectada por el ser humano. A pesar de no vivir en ciudades, parece que se adapta bien a la actividad agrícola y ganadera, puesto que es frecuente verlo en pastos y campos recién regados, donde los insectos salen del suelo anegado. Por último, existe el dicho que cuando el tero canta en un lado, su nido está en el otro. Dicen que usan esa estrategia para despistar a los depredadores sobre la localización de sus crías.