Biología

Inicio Zoología Cómo identificar vencejos al vuelo

Cómo identificar vencejos al vuelo

Publicado por Ramón Contreras

Los vencejos (Apus apus) son uno de los animales más familiares y misteriosos del planeta. Son uno de los grandes cazadores de insectos en pleno vuelo y sus chillidos estridentes se mezclan con los de otros pájaros como golondrinas y aviones en la caza durante los meses cálidos. Su gran maniobrabilidad y velocidad hacen que el ser humano siempre haya admirado su vuelo atrevido y casi frenético entre los edificios. Sin embargo, a nivel científico son un grupo difícil de estudiar puesto que toda su vida salvo la nidificación pasa en vuelo, incluso dormir pueden en el medio celeste. De hecho, muchas veces cuando caen al suelo por causas diversas son incapaces de moverse puesto que sus patas poco desarrolladas no pueden sostener durante demasiado tiempo su peso. Por ello sus lugares de nidificación son siempre elevados y perfectos para lanzarse al vacío rápidamente para ganar el cielo. Aunque de forma natural esto ocurre en acantilados y zonas de montaña, en la actualidad los edificios y las cornisas elevadas de las ciudades son sus lugares de nidificación preferidos, motivo que los hace especialmente fáciles de observar sin necesidad de irse a la montaña.

Si pretendemos observarlos e identificarlos nos será muy fácil con unas pocas pautas. Los vencejos tienen una forma o morfología en vuelo muy característica de ballesta. Sus alas largas acaban en puntas muy estrechas y con gran curvatura cuando baten sus alas. Aunque no son animales grandes con una longitud de poco menos de 20 cm, su envergadura de casi medio metro las diferenciará de golondrinas y aviones que son siempre mucho más pequeñas. Su cola también nos resultará útil para diferenciarlo. Es corta y en horquilla, mientras que la de la golondrina, con la que podría confundirse en ocasiones porque también tiene una forma muy pronunciada es bastante más larga. Tanto machos como hembras tienen un plumaje oscuro, nada vistoso. Tan solo los jóvenes tendrán un ribete blanco en las plumas y tendrán un aspecto más escamoso que en los adultos.

Como los insectívoros estrictos que cazan al vuelo tiene un pico corto y robusto, pequeño en comparación con su cabeza, ligeramente curvo y de color negro, las fosas nasales toman gran parte de su parte superior, así de corto es. Su canto pude ayudarnos a identificarlo de lejos y sin ninguna problema. Son profusamente cantarines cuando están en vuelo, sobe todo en los atardeceres. Su canto o más bien chillido es corto, repetido y monótono. Curiosamente machos y hembras emiten cantos distintos, aunque del mismo tipo. Otras especies de vencejos con formas similares también poseen cantos similares, por lo que ya queda en la competencia del experto diferenciarlos por ejemplo de los vencejos pálidos (Apus pallidus). Ambas especies pueden coexistir y son especies gregarias que vuelan en bandadas, por lo que diferenciarlas por su forma es casi una cuestión de actitud, de la luz que les incide o de lo lejos que estén.

Para acabar, no hace mucho le dedicamos un artículo al vencejo por su Día Internacional, dedicado a la conservación y protección de estos animales. En otro artículo hablaremos más sobre su filogenia y sus relaciones ecológicas (próximamente).

Categorías: Zoología