Biología

Inicio Taxonomía, Zoología Filogenia de los vencejos: más parecidos a los colibríes que a las golondrinas

Filogenia de los vencejos: más parecidos a los colibríes que a las golondrinas

Publicado por Ramón Contreras

Los vencejos son unos animales increíbles. Salvo para poner huevos y criar, no tocan nunca el suelo. Debido a esto tienen las patas extremadamente atrofiadas y apenas son capaces de andar. Por eso si ves un vencejo en el suelo puedes probar de ayudarlo poniéndolo en un sitio elevado para que despegue. En todo caso te recomendamos que le des agua antes por si ha caído debido a la deshidratación, cosa que suele pasar durante el verano. Lee más sobre el vencejo en los artículos que le dedicamos sobre su Día Internacional, dedicado a su protección, aquí y sobre cómo identificar vencejos al vuelo aquí.

Hoy vamos a hablar sobre su filogenia. Con ella intentaremos explicar por qué está siempre volando y cuáles son sus relaciones genéticas cercanas para ver qué hacen esos pájaros.

El vencejo común recibe el nombre de Apus apus y es el representante del género más extendido por el mundo. Sin embargo, existen unas 15 especies de vencejos, todas unidas por características comunes morfológicas, como apenas tener patas o su forma de media luna en vuelo; de vuelo, pasar la mayor parte de su vida en el aire; o de parásitos, como los piojos de las plumas. Por poner algunos ejemplos, algunas de estas especies son los vencejos: moros, orientales, de Horus, de los Khasi, del Pacífico o de Namibia. A estas especies hay que añadir el género Tachymarptis cuyas dos especies (vencejo real y ecuatorial) se clasificaban tradicionalmente dentro de Apus, pero que presenta características identitarias. Son vencejos de gran tamaño, tienen envergadura alar que supera el medio metro, unos 10 cm más que los vencejos comunes y los pardos, los siguientes en tamaño. Otros vencejos, como el cafre, hace solo 15 cm de envergadura. Las garras de estos vencejos son morfológicamente diferentes y sus plumas son parasitadas por especies diferentes de piojos.

Todas estas especies y el género Apus pertenecen a la Familia taxonómica Apodidae, que contiene unos 20 géneros, del que Apus es el más representativo. Las aves de esta familia reciben comúnmente el apelativo de vencejos o salanganas. Son todas excelentes voladoras, aunque aquí encontramos ya especies que tocan más el suelo. Tanto unas como otras emplearán un sistema de ecolocalización, ya sea para cazar o para moverse dentro de las cuevas en las que anidan algunas salanganas.

Curiosamente, los vencejos muchas veces se cree que están relacionados con las golondrinas por su forma de vida y la forma de hacer nidos usando su saliva. Sin embargo, los vencejos están más relacionados con los colibríes que con las golondrinas. Muchas veces se incluyen a los colibríes en el mismo orden (Apodiformes) que los vencejos, recuerda que son pájaros que también rara vez tocan el suelo. Este Orden lo completan los vencejos arborícolas (familia taxonómica Hemiprocnidae), 4 especies del sudeste asiático que como seña diferenciadora de los vencejos verdaderos en ocasiones se posan en las ramas de los árboles.

Su semejanza con las golondrinas se debe a un proceso de evolución similar que les ha llevado a ocupar un nicho muy parecido en el ecosistema y a desarrollarse morfológicamente de forma parecida. Aunque es fácil diferenciarlos en vuelo por la forma de sus alas, en media luna para los vencejos y en cuarto creciente para las golondrinas.