Biología

Inicio Zoología El avión común, el ave cantora urbanita

El avión común, el ave cantora urbanita

Publicado por Ramón Contreras

Como su nombre indica el avión común es uno de los pájaros más frecuentes en toda Europa, Asia y el Norte y Sur de África. Ya desde la antigüedad estos pájaros se vieron atraídos por las estructuras humanas de las que hacen buen uso. De hecho, es por eso que su nombre científico lo llama “urbanita” y ha hecho que sea una referencia cultural de la vida animal en el medio humano. Si bien es cierto que sabe desenvolverse perfectamente en medios naturales es muy frecuente su avistamiento en zonas pobladas. Este ave es junto con las golondrinas y los vencejos uno de los grupos de migradores que más se relacionan con los humanos.

Filogenia e historia evolutiva: El avión común recibe el nombre científico de Delichon urbicum y comparte el género con 2 especies más de avión, que residen exclusivamente en Asia. Todos ellos pertenecen a la familia taxonómica Hirundinidae, grupo en el que también se encuentran las golondrinas con las que comparten muchas características tanto en su vuelo como en sus costumbres. El Orden en el que se clasifican es el de las paseriformes, las aves cantoras, (Passeriformes) que comprende a más de la mitad de las especies de aves. Los aviones son una especie ruidosa, sus machos cantan todo el año y sus crías llaman constantemente a sus padres. Finalmente, se incluye dentro de la Clase Aves, del Filo Chordata del reino Animalia. La especie cuenta con dos subespecies, una oriental (D. u. lagopodum) y otra occidental (D. urbicum urbicum).

Descripción física: La silueta del avión común es muy frecuente en los cielos estivales. Es un pájaro de tamaño pequeño a mediano, pesa menos de 20 gramos y tiene alrededor de 15 cm de longitud (siendo la subespecie occidental más pequeña, de 13 cm) y menos de 30 de envergadura. Es facilmente diferenciable pues tiene toda la espalda y la cola negra, excepto el obispillo (la zona justo encima de la cola) que es de color blanco como todo el pecho. Es precisamente el pecho muy blanco lo que permite diferenciarlo mejor de varias especies de golondrina. Además la forma más recta de la cola permite también diferenciar el avión de la golondrina. Sin embargo, la subespecie oriental tiene la cola más convexa, similar a la del avión asiático. Además, en la subespecie lagopodum la mancha del obispillo es mayor.
Su dieta insectivora es cazada al vuelo aunque en ocasiones pueden otear desde ramas o aleros a sus presas antes de emprender el vuelo.

Distribución y hábitat: Como ya hemos comentado el avión común vive en zonas rurales, emplea los aleros de las casas para hacer sus nidos y criar. Pero prefiere los campos de vegetación baja y cerca del agua donde encontrará abundante comida. La subespecie D. urbicum urbicum anida durante los meses de primavera y verano en el hemisferio Norte (En Europa, norte de África y toda Asia del Norte). Mientras que durante el invierno boreal migra al hemisferio Sur, al cono sur de África para ser exactos. La subespecie oriental cria en el norte de Asia y baja de invernada a la península de Tailandia y Vietnam, sin entrar en Malasia.

Interacción con el ser humano: El avión común ha sabido adaptarse a la presencia humana. Sus nidos en las casas de los pueblos son una muestra de ello. Sin embargo, el medio de ciudad no es tan propenso para ellos puesto que la contaminación y el ruido no son de su agrado y disminuye sus posibilidades de encontrar pareja. Por otra parte, si bien la UICN ha catalogado al avión común como preocupación menor, es decir sin peligro de extinción inmediata, las poblaciones de avión común se han visto reducidas desde que se tienen constancia de ellas.

Categorías: Zoología