Biología

Inicio Anatomía animal, Zoología Anatomía de los mosquitos

Anatomía de los mosquitos

Publicado por Ramón Contreras

Los mosquitos son unos insectos dipterosde pequeño tamaño que se alimentan succionando líquidos tanto de animales como de plantas. Algunas especies se alimentan de la savia de las plantas, mientras que otras chupan la sagre de los animales, en muchos casos mamíferos. Todos los mosquitos se agrupan en un único taxón, Culicidae. Por lo que están todos estrechamente emparentados entre sí y su anatomía es muy similar. Las diferencias entre especies son tanto en tamaño como en otros rasgos físicos y en las regiones que habitan. Dependiendo de las especies están mejor adaptadas a pequeñas variaciones de temperatura o de humedad. Sin embargo, en general los mosquitos viven en regiones donde hay agua estancada, pues la necesitan para depositar sus huevos y en ella se desarrollan las larvas. Además, no resisten muy bien las temperaturas frías, por lo que se relacionan con regiones templadas, subtropicales y tropicales. Los mosquitos son una Familia muy exitosa que cuenta con 3500 especies. Como todos los insectos su cuerpo se divide en tres regiones:

1) Cabeza: la parte delantera de los idividuos es donde se encuentran la mayor parte de los organos sensores. Además cuenta con una boca succionadora o proboscide rodeada de dos palpos sensoriales (carácter esencial para distinguirlos de otros géneros de mosquitos). Los mosquitos tienen unos ojos proporcionalmente grandes al tamaño e su cabeza que son capaces de detectar las ondas en el infrarrojo, así están adaptados a la visión nocturna, detectando el calor de sus víctimas. Los palpos son estructuras alargadas que rodean la boca, normalmente encontrados en las mandíbulas, funcionan como sensores de presión para reconocer la epidermis de sus víctimas. En la cabeza también se encuentra el olfato de los mosquitos, es gracias a él que pueden rastrear a sus presas antes de encontrarlas con la vista. Son capaces de detectar el olor de la sangre y el sudor específico de las distintas especies que parasitan.

2) Tórax: En esta pequeña región se encuentra la inserción de las 6 patas y las dos alas que tienen. Como todos los dípteros los mosquitos han perdido el segundo par de alas que suele encontrarse en otros insectos voladores. El segundo par se ha reducido hasta adoptar una forma simular a pequeños clavos. Gracias a esto los dípteros pueden plegar las alas hacia atrás y usan el par de alas vestigial, denominado halterios o concretamente balancines en los mosquitos, para equilibrarse durante el vuelo y poder realizar giros cerrados y rápidos cuando están volando. Las patas están formadas por 6 piezas articuladas con uña o almohadillas en el extremo gracias a las cuales pueden posarse en cualquier superficie.

3) Abdomen: la región terminal del mosquito es blanda y en ella se encuentran todas las vísceras, que aumentan de tamaño al llenarse de sangre. Cuenta con 11 segmentos de los que en los 2 o 3 finales se encuentran los órganos sexuales. En la mayoría de los grupos de mosquitos durante el periodo larvar de vida acuática se encuentra aun sifón en el extremo del abdomen que les permite tomar aire de la superficie y comer pequeños restos de materia orgánica. Gracias al sifón no necesitan acercarse tanto a la superficie y evitar encotnrarse con sus depredadores. Algunos grupos, como el de los famosos mosquitos anofeles no cuentan con sifón.

Categorías: Anatomía animal, Zoología