Biología

Inicio Anatomía animal, Anatomía humana El fémur, formación embrionaria y características

El fémur, formación embrionaria y características

Publicado por Ramón Contreras

El fémur es, en general, el hueso más largo y más duro del cuerpo de los vertebrados tetrápodos con capacidad de caminar y saltar. Se encuentra en las patas y es el más proximal al centro del cuerpo. En aquellos animales con 4 patas andadoras el fémur se encuentra exclusivamente en las patas posteriores, las patas andadoras de los bípedos.

El fémur es el hueso más largo del cuerpo de los tetrápodos.

El fémur es el hueso más largo del cuerpo de los tetrápodos.

La cabeza del fémur se articula en el acetabulum del hueso pélvico. En la parte distal del cuerpo el fémur se articula con la tibia y la patela, formando la articulación de la rodilla. En el fémur se insertan cerca de una veintena de músculos. Ésta enorme cantidad de músculos, que interaccionan con el fémur son un reflejo de su participación en el mantenimiento de la postura erguida y en la locomoción, no en vano es el hueso más duro del cuerpo. Puedes leer más sobre la anatomía del hueso y de los músculos que se insertan en cada región del fémur en el artículo que le dedicamos al tema aquí (próximamente).

En el ser humano, el fémur es un poco más del 25% de la altura de una persona. El fémur es un hueso par y asimétrico. Presenta una torsión hacia el interior y adelante. La inserción del fémur en la cadera es diferente en hombres y mujeres, puesto que la cadera de la mujer es más ancha para el parto. Además el hueso de la mujer es más oblicuo que el del hombre a tal efecto.

Formación: Durante el desarrollo embrionario el fémur se genera a partir de las yemas de las extremidades, las células precursoras de las cuatro extremidades. Éstas se organizan a partir del ectodermo y la región adyacente del mesodermo. Se empieza a formar muy pronto, alrededor del segundo mes de gestación. Las células del mesénquima del mesodermo y los somitas empiezan a proliferar hasta el punto que forman una protuberancia bajo el ectodermo. Esta región permanecerá activa durante todo el desarrollo de las extremidades y ayudará a la polaridad de las mismas.

A la sexta semana de desarrollo embrionario la forma del fémur ya está definida. Aunque se encuentra formada por condrocitos, células cartilaginosas y no es hasta la duodécima semana en la que empieza la osificación del hueso. Curiosamente la osificación de las extremidades posteriores empieza un par de días más tarde que el de las extremidades anteriores.

Anatomía forense humana
: el fémur es uno de los huesos que pueden dar mayor información a los forenses. En él se puede reconocer si pertenecía a un hombre o a una mujer, dependiendo de la inclinación de la cabeza del fémur, la edad y la altura aproximada del individuo, puesto que el fémur está directamente relacionado con estos parámetros. En otros animales el fémur se ha usado igualmente para determinar el tamaño de fósiles de dinosaurios o hacer hipótesis sobre la actividad motriz de estos, si eran corredores, saltadores, nadadores, etc. Dependiendo del tamaño de las diversas protuberancias que presenta el fémur se puede pensar cuales eran los músculos que más trabajaban y por lo tanto que tipo de movimientos realizaba.

Categorías: Anatomía animal, Anatomía humana