Biología

Inicio Bacteriología, Microbiología La importancia para el ser humano del género Klebsiella

La importancia para el ser humano del género Klebsiella

Publicado por Ramón Contreras

Las Klebsiellas son de relevancia tanto por su uso en la industria como por las especies causantes de enfermedades. El género Klebsiella es uno de los grupos bacterianos que pueden ser patógenos de humanos. El género recibe su nombre por el microbiólogo alemán que la caracterizo en el siglo XIX, Edwin Klebs. Las Klebsiellas forman parte del grupo de las enterobacterias, un grupo que comprende muchos géneros patógenos de humanos. Todos ellos comparten características similares y su determinación se ha de realizar con medios de crecimiento selectivos, como el Voges Proskauer. Lee más sobre las enterobacterias en el artículo que le dedicamos aquí.
Puedes leer más sobre las características generales de este género de bacterias en el artículo principal aquí.

Dependiendo del medio, al fermentar las Klebsiellas adquieren diferentes colores.

Dependiendo del medio, al fermentar las Klebsiellas adquieren diferentes colores.

Especies destacadas: el género Klebsiella cuenta una docena de especies descritas y aceptadas. De ellas, K. pneumoniae es posible que sea la más conocida y más importante para el ser humano puesto que es un patógeno común en posoperatorios y demás pacientes hospitalarios causando neumonías. K. pseumonie infecta no solo las vías respiratorias, sino que también es capaz de invadir las vías urinarias y los tejidos blandos. Sin un tratamiento adecuado con antibióticos la esperanza de vida es muy baja en una neumonía por esta especie.

Pero, ¿porqué afectan a pacientes con las defensas bajas? Klebsiella pneumoniae es capaz de sobrevivir en condiciones de anoxia, es decir con poco oxígeno, como heridas o dentro de los tejidos. Se ha descrito que algunas de sus cepas producen enterotoxinas. Estas toxinas causan hemolisis, destruyen los glóbulos rojos. El efecto es similar al de las toxinas de E. coli, pero con mayor reacción inflamatoria. Las vías respiratorias o urinarias presentan unas condiciones adecuadas, un pH neutro y 37ºC de temperatura, sus condiciones óptimas de crecimiento. Aprende más de la neumonía que causa en el artículo que le dedicamos aquí (próximamente).

No solo K. pneumoniae es patógeno,dentro del género algunas otras de ellas causan infecciones oportunistas, solo en individuos con las defensas bajas, como en pacientes de posoperatorios. Las especies K. ozaenae y K. rhinocleromatis también se han descrito como causantes de infecciones de las vías respiratorias y la primera de ellas causa ocena, un tipo de rinitis crónica. También cabe mencionar a K. granulomatis que es la causante de la enfermedad de transmisión sexual Donovanosis, también llamado granuloma inguinal, una enfermedad de transmisión sexual propia de los climas tropicales. En los pacientes neonatales la septicemia por Klebsiella puede ser fatal con mayor frecuencia que en adultos.

Pero no todas son perjudiciales para el ser humano. Por otra parte K. oxytoca, que está estrechamente relacionada filogenéticamente con K. pneumoniae. Sin embargo, se diferencia de ésta en su capacidad de crecer en medios con hidroxibutirato. Por eso se emplea en la industria para la fabricación de etanol. Aunque todas las especies del género Klebsiella producen etanol esta especie produce una cantidad mayor. Por lo que se estudia su utilización para la fabricación de biocombustibles, una alternativa menos contaminante al combustible fósil.

Categorías: Bacteriología, Microbiología