Biología

Inicio Microbiología, Patología Antibióticos: Penicilina

Antibióticos: Penicilina

Publicado por Ramón Contreras

Penicilina es el nombre genérico que se le da a todos los antibióticos betalactámicos. Principalmente al antibiótico descubierto por Alexander Fleming en 1928. Desde entonces se han desarrollado o descubierto varias modificaciones de dicho compuesto que han recibido el mismo nombre, siendo la bencipenicilina o penicilina G, el nombre exacto de la descubierta por el Dr. Fleming.

Se dice que el laboratorio de Alexander Fleming estaba siempre muy desordenado y por eso se le contaminaron los cultivos.

Se dice que el laboratorio de Alexander Fleming estaba siempre muy desordenado y por eso se le contaminaron los cultivos.

Dónde y cuándo se descubrió: Su descubrimiento se dice que fue fortuito, por una contaminación con hongos, concretamente con Penicillium notatum (aunque otras especies del género Penicillium también sintetizan penicilina e incluso una mayor cantidad). Al ver que sus cultivos de bacterias patógenas Staphylococcus aureus formaba calvas de lisis (morían) alrededor del hongo que le había contaminado el cultivo el Dr. Fleming supo razonar que el hongo sintetizaba alguna sustancia que impedía el crecimiento de las bacterias. Aunque en 1929 publicó su hallazgo no fue bien recibido por sus colegas ingleses. En 1945 recibió junto a los químicos Ernst Boris y Howard Walter Florey el Nobel de Medicina. Él por el descubrimiento y sus dos colegas por hallar una forma de sintetizarlo en masa. Gracias a ellos millones de combatientes sobrevivieron a las infecciones durante la Segunda Guerra Mundial.

Descripción química: aunque las diversas penicilinas difieren en la cadena lateral que sale del grupo amino todas ellas comparten un anillo 6-aminopenicilánico, formado por un anillo tiazolidínico unido a un anillo beta-láctamico. Es el anillo lactámico la diana de la acción de las bacterias resistentes al antibiótico, por lo que se cree que es deimportancia para el ataque bactericida.

Método de acción: todos los antibióticos beta-lactámicos ejercen su acción bactericida en la pared celular. Durante la última fase de la síntesis del componente peptidoglicano de la pared bacteriana la penicilina se une a una transpeptidasa, cuya actividad es la de formar enlaces entre los péptidos que forman la pared. Sin embargo, al unirse la penicilina estas enzimas dejan de formar los enlaces, lo que produce que la pared bacteriana pierda rigidez. Esta rigidez era fundamental para la osmosis de la bacteria, puesto que sin la pared la célula empieza a coger agua del medio hasta que se lisa, explota.

La penicilina es, o era, efectiva tanto contra bacterias GRAM positivas, como GRAM negativas, rompiendo la pared de ambas, aunque de manera más eficaz la de GRAM (+) (puedes saber más sobre la tinción GRAM aquí).

Toxicidad y contraindicaciones: La penicilina no es tóxica para el ser humano, puesto que no tiene pared bacteriana a la que pueda atacar la penicilina. Sin embargo, una sobredosis puede producir la perdida de la flora intestinal. Además algunos metabolitos derivados de la penicilina pueden formar agregados activos que desencadenan una respuesta de hipersensibilidad, dan alergia. El uso de este u otro antibiótico ha de ser bajo prescripción médica.

Resistencias: El uso masivo de la penicilina por parte de las tropas aliadas y por la población civil de los años siguientes ha llevado a que actualmente existen pocas especies que se vean afectadas por la penicilina. Aunque a su uso debemos la eliminación de la tuberculosis o la sífilis.

Para saber más sobre otros antibióticos puedes leer nuestro artículo sobre la Kanamicina aquí o sobre la Ampicilina aquí (próximamente).

Categorías: Microbiología, Patología

7 comentarios para “Antibióticos: Penicilina”