Biología

Inicio Microbiología Antibióticos

Antibióticos

Publicado por Victoria González

Un antibiótico es una sustancia química producida por un microorganismo que inhibe el crecimiento, o bien mata a otro microoganismo, es decir, son agentes antimicrobianos. Su descubrimiento supuso un gran avance en la medicina. Los antibióticos pueden ser tipo beta- lactámicos, como la penicilina, o aminoglicósidos.
Para estudiar la acción antimicrobiana se analiza la concentración mínima inhibitoria (MIC), que es la cantidad más pequeña de agente que se necesita para inhibir el crecimiento de un organismo control. Se suele hacer mediante diluciones en tubo y no es un valor constante, ya que depende del organismo control, del medio de cultivo, del pH, temperatura, etc. Otra técnica para estudiar la acción antimicrobiana es el método de difusión en agar: el agente se pone en discos de papel de filtro sobre el inóculo del organismo control en un medio con agar. Se crea un halo que inhibe el crecimiento, y es la zona de inhibición.

Existen dos tipos de agentes microbianos:
– Microbicidas: matan la célula. Según el microorganismo sobre el que ejerzan su acción se denominan bactericidas, fungicidas o viricidas.
– Estáticos: inhiben el crecimiento. Se denominan bacterostáticos, fungistáticos o viristáticos.
Se conoce como diana al lugar donde el antibiótico actúa, y tiene que ser un elemento que no contenga el hospedador, pues en ese caso el antibiótico le atacaría también. Se pueden inhibir:
– La síntesis de pared celular (por ejemplo la cicloserina).
– El crecimiento de la mambrana plasmáticas (polimixinas).
– Rutas metabólicas que no tenga el hospedador.
– La síntesis de proteínas: la eritromicina y la lincomicina inhiben a nivel de la subunidad 50s del ribosoma, y la tetraciclina y la espectinomicina a nivel de la 30s.
– La síntesis y replicación de ácidos nucleicos: (rifampina, novobiocina).

Un buen antibiótico debe ser selectivo para el microoganismo y tener un amplio espectro, es decir, que con un mismo antibiótico se mate el mayor número posible de microorganismos. Los principales antibióticos y su espectro de acción son:
– Tetraciclina: tiene un gran espectro y actúa sobre Gram -, Gram + inhibiéndo la síntesis de proteínas.
– Penicilina: actúa esencialmente contra bacterias G+, ya que inhibe la síntesis de peptidoglicano, y las G+ tienen un 90% de pared celular formado por este componente.
– Estreptomicina: inhibe a micobacterias y a G-.

En el estudio farmacológico de un antibiótico se debe mirar:
– Que no sean tóxicos para el hospedador.
– Que tengan una larga vida media en el plasma.
– Baja unión a proteínas del plasma.
– Sin interferencia con otros fármacos.
– Hay que determinar la estructura química, la diana, el mecanismo de acción, cómo se activa y cómo se elimina.

Las sulfamidas: son análogos de los factores de crecimiento, es decir, sustancias químicas específicas requeridas en el medio, pero que los microorganismos no pueden sintetizar. Estructuralmente son similares a los factores de crecimiento, pero bloquean su uso. Las primeras que se descubrieron fueron las drogas sulfa, de las cuales la más sencilla es la sulfanilamida, que actúa como análoga del p-aminobenzoico, un componente de la vitamina del ácido fólico. La sulfanilamida bloquea la síntesis del ácido fólico.
Algunos antibióticos producidos por procariotas son:
– Aminoglicósidos: son aminoazúcares unidos por enlaces glicosídocos, que actúan contra G- y tuberculosis, inhibiendo la síntesis de proteínas a nivel 30S. Actualmente están en desuso por problemas de resistencia y los efectos secundarios. Algunos ejemplos son la kanamicina, gentamicina, estreptomicina, neomicina y vancomicina.
– Macrólidos: formados por un anillo lactónico y una parte glucídica. Actúan a nivel 50S y se usan para sustituir a la penicilina en alérgicos. Algunos ejemplos son la oleandomicina, la tylosina y la eritromicina.
– Tetraciclinas: formadas por un anillo naftaceno, tienen amplio espectro de acción e inhiben al nivel de 30S.

Categorías: Microbiología