Biología

Inicio Fisiología Vegetal Las funciones principales de las hojas

Las funciones principales de las hojas

Publicado por Ramón Contreras

Las hojas son uno de los elementos característicos y diferenciadores de cada uno de los grupos de vegetales. Su gran variedad en formas, colores y tamaños responde a la gran diversidad de entornos que han colonizado las plantas. Por ejemplo, las hojas en forma de aguja de las coníferas (el grupo más importante de gimnospermas y uno de los más extendidos en las regiones frías del hemisferio Norte) son una característica definitoria de todo el grupo. También por sus hojas podemos distinguir a las rosáceas, el grupo más numeroso de las angiospermas, con sus bordes serrados y su forma de hoja típica. Sin embargo, hay algo que todas las hojas de todos los vegetales realizan (excepto en la familia de los cactus), estamos hablando de la fotosíntesis. La clorofila es el pigmento principal de este proceso y al ser verde, el principal color de las hojas (hojas de otros colores indicarán que tiene otros pigmentos). Aunque mucha información se queda con esta función principal e indiscutible de las hojas, en realidad tiene otra función tan importante como esta. Nos referimos al transporte de agua y de nutrientes desde las raíces hasta los centros de crecimiento de la planta en el ápice de los tallos.

En las hojas las células de la superficie son las encargadas de realizar la fotosíntesis. Entre estas células se encuentran dispersas unas células ariñonadas que se sitúan a pares dejando un hueco en su interior. Dependiendo de la cantidad de agua que contengan tienen la capacidad de abrir un hueco entre ellas o cerrarlo. A través de estos huecos es por donde la planta deja escapar el agua en forma de vapor. El calor del día permite la evaporación del agua, mientras que por la noche los estomas permanecen cerrados para evitar la pérdida de agua. Además como durante la noche no se pude hacer la fotosíntesis a falta de la fuente de energía tampoco se necesitan tantos nutrientes por lo que los estomas no necesitan estar abiertos. Además, por los estomas se realiza el intercambio de gases que permite la vida tal y como conocemos. A través de estos agujeros es por donde se libera el oxígeno a la atmósfera y por donde se capta el dióxido de carbono, indispensable también para que la fotosíntesis. Esta absorción de gases es principalmente de CO2, pero otros gases pueden entrar a través de este mecanismo. La importancia de esta función varía dependiendo del grupo de plantas. En árboles, como los naranjos y los melocotoneros representa una parte importante de la incorporación de gases.

Las hojas además tienen otras funciones secundarias dependiendo de los grupos evolutivos a los que pertenecen como por ejemplo la defensa cuando las hojas adquieren la forma de espinas, o la de recoger agua, como en plantas de climas desérticos. Las brácteas son las hojas que acompañan a las flores protegiéndolas antes de que estén preparadas para abrirse, o los zarcillos que son hojas modificadas que se enredan en objetos permitiendo que la planta alcance mayor altura.

Categorías: Fisiología Vegetal