Biología

Inicio Fisiología Vegetal El ostiolo: el orificio de los estomas de las plantas

El ostiolo: el orificio de los estomas de las plantas

Publicado por Ramón Contreras

Los estomas son un órgano presente en las hojas de las plantas gracias al cual realizan el intercambio gaseoso. Con él obtienen el CO2 para la fotosíntesis, devuelven a la atmosfera el O2 y de paso evaporan agua para hacer subir desde las raíces los nutrientes que captan del suelo, parece importante, ¿no? Pues este órgano está formado por tan solo dos células, las células guarda. Cada hoja de la planta cuenta con miles de estomas que funcionan independientemente dependiendo de las condiciones de luz, humedad y temperatura que reciba esa región concreta de la hoja. Puedes leer más sobre la función de los estomas en su propio artículo aquí.

Cuando la planta ha de realizar alguna de estas funciones mencionadas arriba abre los estomas. Las células guarda son dos células, una junto a la otra, que tienen un control muy fino sobre los transportadores de iones de sus membranas. Para abrir el ostiolo las células se llenan de iones y agua adquiriendo una forma arriñonada, mientras que cuando está oscuro, la temperatura es baja o hay mucha sequedad ambiental, los estomas pierden cationes (como el potasio o el calcio) y aniones (como cloruro) con la consecuente salida de agua y el cierre del estoma. Estos iones y el agua no van a la región intercelular, sino que se transportan a células auxiliares que rodean al estoma y cuya función es ser un reservorio de estos compuestos para permitir la apertura y cierre estomático. Dependiendo de la especie de planta los estomas están rodeados de un número concreto de células auxiliares, siendo éstas entre 2 y 4 o en algunos grupos vegetales cuentan con varios círculos de células auxiliares alrededor del estoma.

El tamaño del ostiolo es de 0,6 hasta 3,5 micrometros, por lo que difícilmente lo verás a simple vista, pero es fácil de observar con una lupa potente o un microscopio de bajo aumento. Incluso es posible ver como se abren y se cierran los estomas si le quitas la luz durante un rato a los estomas. A través del ostiolo el parénquima del interior de la hoja se comunica con el aire. En el parénquima, un tejido poco especializado, las células tienen una pared celular delgada lo que permite la salida de gases y agua al espacio intercelular, desde donde evapora a través del ostiolo. En el parénquima se lleva a cabo la fotosíntesis por lo que el intercambio de gases debe ser sencillo, además el parénquima es el reservorio natural de agua y gases de la planta, por lo que su comunicación con el exterior sin intermediarios hace que el intercambio sea rápido.

Aunque pueda parecer contrario a lo normal, cuando el estoma se llena aparece el ostiolo y cuando se vacían las células guarda desaparece. Si uno tiene en mente dos globos podría pensar que cuando se llenan desaparecería la apertura entre ambos. Sin embargo, las células guarda tienen unas bandas de filamentos en su lado interior, que puedes simular en casa poniendo un poco de celo en el globo en solo uno de los lados. De este modo cuando se “infla” el globo adquiere la forma típica de riñón propia de las células guarda.

Categorías: Fisiología Vegetal