Biología

Inicio Conservación La importancia de la diversidad biológica

La importancia de la diversidad biológica

Publicado por Ramón Contreras

Desde que se empezó a estudiar la vida se encuentran especies nuevas cada año. En la actualidad en el planeta Tierra existe una gran diversidad biológica, es decir, existen un gran número de especies de seres vivos, tanto plantas y animales, como seres microscópicos. Esta enorme diversidad de vida que hay en el planeta no siempre ha estado. En determinadas ocasiones de la historia planetaria se han dado explosiones de diversidad, donde debido a causas medioambientales surgía una gran cantidad de nuevas especies. Se calcula que existen entre 2 y 100 millones de especies macroscópicas con unas 10 millones de especies como número más probable. A ellas hay que sumar todas las microscópicas, que son muchas más. El número de especies del planeta ha fluctuado con el tiempo de forma natural. Sin embargo ahora es muchas veces la mano del hombre la que causa la desaparición de las especies.

La diversidad biológica o biodiversidad es un recurso estratégico para el ser humano que debe ser mantenido. Históricamente el ser humano se ha aprovechado de la evolución de todos los seres vivos. Muchos medicamentos, antibióticos, anticoagulantes, vacunas, etc. se han desarrollado partiendo de moléculas encontradas en otros seres vivos. No solo eso, también tejidos y alimentos pueden ser obtenidos gracias al estudio de muy variados seres vivos. La pérdida de biodiversidad puede acarrear la perdida de potenciales herramientas para el ser humano. De un tiempo a esta parte la conservación se ha convertido en un valor añadido, puesto que el turismo en regiones bien conservadas, donde disfrutar de la naturaleza se ha convertido en un interesante reclamo, que ha ayudado a la conservación de muchas regiones y al conocimiento de los problemas ambientales.

Desde un punto de vista científico, tal vez menos aplicado pero no por ello menos importante, el estudio de la gran diversidad que encontramos en la actualidad en la tierra puede ayudar a desentrañar las incógnitas que presenta la evolución de la vida en la Tierra. Además el estudio de la biodiversidad ha permitido a la comunidad científica evaluar la capacidad de la biosfera de sostener la creciente vida humana.

Por otra parte el ser humano no entiende todavía el funcionamiento de los ecosistemas debido a la enorme complejidad de interacciones que tienen lugar en ellos. Es por ello que la conservación de las especies de seres vivos es importante para mantener los ecosistemas que conocemos sin alteración, puesto que las modificaciones pueden acabar, como se ha visto en ecosistemas que se han alterado, en la degradación completa y la pérdida de un ecosistema, dejando muchas veces la tierra baldía y en progreso de desertización.

Fue ya en 1992 en la cumbre de la Tierra que tuvo lugar en Rio de Janeiro donde se reconoció la necesidad de la humanidad de preservar las especies conocidas y conciliarlas con el progreso de la especie humana. Con el fin de concienciar al gran público el 2010 se declaró año de la biodiversidad.

Puedes leer más sobre la biodiversidad y como se calcula la importancia de un ecosistema en base a su diversidad en el artículo que le dedicamos aquí (próximamente).

Categorías: Conservación