Biología

Inicio Evolución La explosión de diversidad del Cámbrico

La explosión de diversidad del Cámbrico

Publicado por Ramón Contreras

La diversidad biológica o biodiversidad es el número de especies que se encuentran en un lugar y tiempo determinado. La diversidad en la tierra durante el periodo cámbrico ha sido una de las mayores conocidas por la ciencia actual. El periodo cámbrico de la era paleozoica duró unos 45 millones de años. En la escala temporal geológica el cámbrico fue el primer periodo de la Era paleozoica, mucho antes del silúrico o el carbonífero. El Cámbrico sigue en el tiempo al periodo Ediacárico, que finalizó con una gran extinción de especies.

Los trilobites son los grandes conquistadores del Cámbrico.

Los trilobites son los grandes conquistadores del Cámbrico.

Una de las características de la explosión de diversidad del cámbrico es la rapidez, en términos geológicos, en la que aparecen multitud de especies nuevas macroscópicas y multicelulares. Según las tasas de mutación actuales este aumento de la variabilidad habría tardado 150 millones de años, aunque se dio en tan solo 30 millones

No se sabe cuál fue el detonante de un aumento de diversidad tan magnífico como el que ocurrió durante ese periodo, aunque se especula con un conjunto de factores ambientales y genéticos. En aquella época hubo un aumento de la temperatura en la Tierra, se inundaron tierras bajas, creando un medio marino poco profundo y el oxígeno, generado por las cianobacterias y otros organismos fotosintéticos, llegó hasta niveles bastante altos. Estas condiciones se consideran extremadamente favorables para la aparición de nuevas especies. Además de esto, la aparición de genes para sintetizar colágeno, la desaparición de la fauna de Ediacara o la reestructuración de los genes de desarrollo HOX, pueden ser los factores genéticos que más contribuyeron a la diversidad cámbrica.

Independientemente del origen el cámbrico es el periodo donde se forman los primeros caparazones, los órganos de la visión, la natación activa y los primeros órganos destinados a atrapar a otros seres vivos.

Se han determinado taxonómicamente 50 filos diferentes originados durante el Cámbrico, de algunos de ellos no se sabe su origen evolutivo y muchos otros se extinguieron algunos millones de años después. Datan del periodo cambriano los fósiles de los artrópodos más antiguos de los que se tiene constancia, así como de los cordados primitivos (que luego darían lugar a todos los vertebrados y a otra treintena de filos). Uno de los yacimientos más fascinantes de este periodo es el de Burgess Shale (Canadá), donde se encontraron fósiles de especies completamente diferentes a nada que existiera antes ni a nada que exista en la actualidad. Hablaremos de estos fósiles en su propio artículo aquí (próximamente).

Sin embargo, es posible que esta supuesta explosión de biodiversidad no sea tan enorme. Si no simplemente el resultado de la aparición de seres complejos con estructuras que se podían fosilizar mucho mejor que las de sus predecesores. De hecho, estudios recientes parecen afirmar que hasta 6 filos que se creía que aparecieron en el Cambrico son supervivientes de la época de ediacara. Tal vez los seres vivos más conocidos de ese periodo que se conocen son los trilobites. De ellos hay gran número de fósiles que nos permite hacernos una idea de la enorme cantidad de especies que había. Gracias al registro fósil se han catalogado unas 4.000 especies, todas extintas.

Los yacimientos fósiles nos cuentan que al final de la época cámbrica ocurrió algún tipo de cataclismo que dio lugar a extinciones en masa, reduciendo el número de especies drásticamente.

Categorías: Evolución